Pastillas anamú se vende como pan caliente porque cura chinkungunya

    El flujo de personas presuntamente afectadas por los dolores articulares que se le atribuyen al virus de la Chikungunya, acuden en masas a un local farmacéutico de esta ciudad (Farmacia Jorge) para comprar pastillas hecha en base a anamú, las cuales según los usuarios, “son un cuchillo” para la enfermedad.

     Entre los adquirientes que este lunes hacían turnos,  había quienes no podían esperar de pie por las pastillas, pero  al lograr la compra se revestían de  buen  ánimo y decían tener su problema resuelto.

    En el local comercial  se han visto colas (filas)  de personas de todas las edades que acuden sin ninguna indicación médica, solo motivado por el testimonio de vecinos amigos y parientes, quienes ya han probado el producto.

    “Es verdad que quita los dolores sí”, afirmó uno de los usuarios, que no titubeó para comprar  RD$ 400.00 de las pastillas, esto equivale a  14 unidades.

    Otro ciudadano fue con  una receta para comprar  un producto medicado para un pariente, pero al verificar el precio, el cual sobrepasaba los mil pesos, optó por llevar RD$ 200.00 de las pastillas de anamú.

    La demanda de las “pastillas milagrosas”,  va en aumento, debido a que se ha corrido la voz,  esta situación da dado lugar a que se formen filas largas en el local de la reconocida farmacia.

    Ha sido necesario asignar esa  tarea a algunos empleados de manera exclusiva, para atender a los clientes. Las  pastillas se venden a 30 pesos la unidad, pero nadie regatea precio.

    Voz médica.

     Sobre el caso, Arsesio Estévez Medina, doctor en Naturopatía y otras áreas de la medicina, reconoce las propiedades que tiene la planta del anamú y sus usos constantes, sin embargo, advierte sobre el peligro de consumirlo en grandes cantidades y sin la observación médica debida.

    “El anamú está clasificado en uno de nuestro libros que se llama “Cuidado con estas plantas”, como una planta con toxicidante para el consumo humano”, asegura el médico Estévez, es por esta razón que llamó a las autoridades  del Ministerio de  Salud Pública a poner atención a  la venta y consumo de estas pastillas.

    El médico establece que el tratamiento de la Chinkungunya tiene un protocolo, agrega que el consumo de anamú sin  asesoría médica y sin la dosificación causaría más mal que bien a los usuarios.

     El médico agrega que  solo en el caso de enfermedades como el cáncer y sida, se podría usar el anamú, sin prever mayores riesgos que los resultados esperados, agrega que  la planta y sus derivados se pueden usar siempre, pero advierte que  no se ha establecido científicamente la dosis para el consumo, afirma que este producto ayuda aquellas personas con dificultades para la circulación sanguínea.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorYaqui Núñez será sepultado este miércoles en el cementerio “La puerta del cielo”
    Noticia siguienteDespide el verano de la mejor manera