Conep dice 32% de los jóvenes RD no tiene empleo

    El presidente del Conep, Manuel Diez Cabral, presentó ayer un panorama alarmante sobre la juventud dominicana: en ese segmento el desempleo supera el 32% y hay más de 680 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan.

    Advirtió que el mercado laboral se ha mantenido bajo reglas rígidas y desfasadas que generan duplicidad de costos a partir del inicio del Sistema Dominicano de la Seguridad Social. “No hemos definido una política industrial de mediano y largo plazo y nuestro sistema educativo sigue operando bajo las mismas directrices de mediados del siglo pasado, dijo el empresario al participar como orador invitado del Almuerzo Mensual de la Cámara Americana de Comercio (AMCHAMDR). Fue un encuentro donde el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) abordó diversos aspectos, pero uno que concentró su interés fue el de la formalidad de la actividad productiva, incluido el empleo.

    “El 80% de las mipymes en República Dominicana quiebra antes de cumplir los dos años”, aseguró Diez Cabral en su ponencia. Sostuvo que el “motoconcho” y el trabajo doméstico son actualmente las dos fuentes de empleo más dinámicas de la economía nacional.

    Dijo que la informalidad reduce los ingresos públicos, pues quienes en ella operan no contribuyen directamente al Estado. Y a seguidas informó que de los ingresos que recibe el Estado dominicano vía las personas físicas el Estado apenas suma el 7%, contrario a los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OECD, por sus siglas en inglés) donde los ingresos estatales que llegan a través de las personas físicas representan el 27%. El presidente del Conep planteó que en el caso dominicano de los casi seis millones de personas que forman parte de la Población Económicamente Activa menos de 90,000 hacen declaración jurada de ingresos, es decir, un 1.5%.
    “Resulta más que evidente que algo anda mal, si se compara esta cifra con aquellas personas que poseen certificados de depósitos e inversiones”, apuntó. De acuerdo a los números del representante de los empresarios del país, la informalidad representa el 65% del sector privado. En los últimos 10 años por cada empleo formal se generaron 14 en la informalidad.

    En ese mismo período el 70% del empleo formal lo ha generado el Estado, dice Diez Cabral.
    Agregó que en ese período se ha destruido el 65% del empleo femenino.
    De acuerdo a los planteamientos del empresario, en los últimos años la política monetaria dominicana ha penalizado los sectores productivos, concentrando el crédito en actividades de consumo.

    Diez Cabral expuso que en el país los tomadores de decisiones públicas han sido ágiles al crear nuevos organismos estatales, pero lentos promoviendo cambios a las políticas públicas que rigen las áreas más sensibles de la economía. “Y es por ello que aunque los esquemas comerciales han ido cambiando de forma agresiva, nuestras políticas sectoriales se han mantenido prácticamente estáticas desde la década de los noventa. En el caso de la política fiscal, los constantes cambios se han generado no por los objetivos estratégicos de los sectores, sino por los constantes desbalances que se produjeron en los presupuestos públicos”, indicó Diez Cabral.

    Reconoció que en los últimos dos años el gobierno de Danilo Medina ha colocado en su agenda los temas económicos de mayor importancia para los sectores productivos.

    Nueve pilares empujados por el empresariado 

    El presidente del Conep recordó que desde 2013 esa institución presentó la Propuesta de Pacto por el Empleo Formal, integrado por nueve pilares.

    Esos pilares apuntan a lograr una reforma del sistema educativo, una reforma laboral, una reforma eléctrica, un pacto fiscal, política orientada a la producción, una estrategia de financiamiento de las exportaciones, la transformación del servicio exterior, mejorar los procedimientos y reducir los costos para el inicio de nuevos negocios.

    Mientras, el primer vicepresidente de AMCHAMDR, Gustavo Tavares, que tuvo a cargo la presentación del orador, dijo que con relación al tema del desmonte arancelario que se dará en 2015, por el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, se ha creado un ruido innecesario. “El DR-Cafta es una herramienta que nos ha ayudado y nos puede seguir ayudando mucho. Depende de nosotros usarlo como una pieza más para mejorar nuestra economía y, a través de ella, nuestra sociedad”, sostuvo el directivo de AMCHAMDR. Indicó que el país tiene una política de incentivos que hace posible la inversión.

     

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorPor celos hombre descuartiza a amigo de su esposa en Brasil
    Noticia siguienteLa nueva Miss Beauty Teenager RD 2014