Anier Barros es Marisa Ventura

    Coordinación Sarah Carrasco  / texto Nazaret Espinal   /  Fotos Karla Sanabia

    Manejo Digital /Anyohmiy Regalado  Maquillaje y Peinado / Sushy Makeup & Hair Vestuario/ Confección de María Reyes Locación /Hotel Occidental El Embajador

     

    “En este trabajo hay que estar preparados para aceptar; saber qué escuchar y qué ignorar”.

     

    Al levantarse, lo primero que hace es ir al cuarto de Andrés (su hijo) para llevarlo a la cama junto a su esposo. Le hubiera gustado dedicarse por entero al canto, pero dice que no puso el empeño necesario. En tanto, y gracias al Grupo Peaje, no ha tenido que renunciar del todo a  este sueño. Es bastante activa en las redes sociales, mostrando en ellas su debilidad por el mar, sus caprichos de belleza y su estilo de vida saludable. En un futuro se visualiza con un programa de televisión propio y “algún negocio de esos que nunca descartas; que siempre están en la mente, tocando la puerta”. 

     

    P Maid in Manhattan fue la película más taquillera de todas en las que participó Jennifer López. ¿Crees que el éxito es equivalente al dinero que se pudiera conseguir? No necesariamente. El dinero es una de las cosas que puedes conseguir con el éxito de algún proyecto, pero va mucho más allá de lo monetario. Creo que es una combinación de satisfacción personal, emociones y el placer de sentir el logro, sin dejar a un lado lo económico.

     

    P ¿Cuál sería para ti el logro más importante que pudieras alcanzar? En la plano profesional tengo metas y deseos a mediano y largo plazo que son muy importantes para mí, donde se involucran mi proyecto radial “Nuestra familia” y mi carrera. Llevarlos a cabo marcaría significativamente mi vida, y estoy trabajando para eso.

     

    P Tanto “JLo” como tú, se mantienen en forma, a pesar del tener hijos. ¿Qué tan importante es conservar una buena figura en los medios de comunicación? Este tipo de trabajo requiere una imagen agradable para el público, por lo que debe de ser más constante el estar en un peso adecuado y ejercitarse. Siempre he tratado de cuidarme porque me gusta y me siento bien.

     

    P Muchos han cuestionado la corta carrera de Jennifer López como actriz, pero siempre se le ve como si ninguna crítica le afectase. ¿Has sido objeto de críticas en tu carrera; cómo las manejas? Este es un trabajo en el cual estamos expuestos en un ciento por ciento y todos tenemos opiniones y formas de ver la vida diferente. Hay que estar preparado para aceptar; saber qué escuchar y saber qué ignorar a la hora de una crítica, ya que no siempre van a ser positivas y/o reales. Cuando surge alguna crítica o comentario, reviso la fuente. Partiendo de ahí trato de sacar lo positivo o simplemente hago caso omiso.

     

    P A pesar de que la película no fue del todo aceptada, la taquilla fue un éxito. ¿Hay algo en tu vida que en un principio pensaste que no funcionaría y luego resultó ser lo mejor? ¡Claro que sí! Cada vez que las cosas no salen como pensamos entendemos que eso no debe estar pasando, sin darnos cuenta que Dios sabe cómo mueve sus fichas, y que pueden ser oportunidades para que surjan cosas nuevas y mejores. Esto me ha pasado en todos los ámbitos y lo tengo como ley de vida: “Todo pasa por algo”.

     

    P Además de su trabajo como camarera, una de las cualidades de Marisa (JLo), era el baile. ¿Qué cosas hace Anier para divertirse; que es algo que la gente no sabe de ti? Soy muy abierta con mis seguidores por eso creo que saben mucho de mí y mis actividades favoritas. Aparte de estar en la playa, compartir con mi familia, con mis amigas y cantar; me encanta experimentar la tranquilidad, la inmensidad y la diversidad de las profundidades del mar: buceando.

     

    P En la película, Marisa Ventura, encuentra su “ideal”, de una forma sumamente inesperada: luego de probarse un vestido que ni siquiera era de ella. ¿Cómo fue el encuentro con quien es tu pareja ahora? (Risas). Fue una cita ideada por unos amigos que tenemos en común, ya que vieron en nosotros la “pareja ideal” para cada uno. Pasamos una noche muy fresca y amena en un restaurante y luego terminamos cantando en un karaoke. Ahí nos divertimos mucho y hasta hoy seguimos pasando días y noches felices. 

     

    P ¿Pudieras decir que ser madre cambio tu vida? ¡Totalmente! Mi vida ha cambiado desde algo tan sencillo como mi rutina diaria, hasta la manera de ver las cosas. Ser madre me ha hecho una persona más sensible, más responsable, más cansada, pero más enamorada de la vida; quizás más comedida en algunas cosas. Me hace ser niña de nuevo, algo que disfruto al máximo. Valoro más a mis padres y me recuerda todos los días que podemos ser mejores, sólo tenemos que tener el motivo por el cual luchar. En mi caso, Andrés.

     

    P Muchas de tus colegas comunicadoras han probado otros escenarios como el cine o el teatro. ¿Has pensando incursionar en la actuación? Esa parte del arte es una de mis metas a mediano plazo. Me estoy capacitando para cuando se presente la oportunidad hacer un buen trabajo, con la preparación debida y la responsabilidad de representar un buen papel, ya sea en el cine, teatro o musical.

     

    P ¿Qué ha significado para ti trabajar con una de las figuras más destacadas de la TV dominicana, Jochy Santos. ¿Ha sido difícil? Trabajar al lado del señor Santos no ha sido difícil pues él es una persona que siempre está dispuesta a ayudar. Es respetuoso con sus compañeros de trabajo y diplomático a la hora de encarar alguna situación, agregándole que siempre se aprende algo nuevo con él. Ya en el set, saber que estás en televisión nacional e internacional, y al lado de Jochy Santos... requiere un gran nivel de seguridad y compromiso; todavía a veces me sudan las manos, no por nerviosismo, más bien por el deseo de hacerlo cada vez mejor, precisamente por tratarse de él y Divertido con Jochy. P

     Cuando el estatus importa

    Protagonizada por Jennifer López y Ralph Fiennes, Maid in Manhattan es una fiel muestra del poder que ejercen los prejuicios sociales en las relaciones personales. ¿Por qué? Christopher Marshall (R. Fiennes), un importante político de Estados Unidos, se enamora con locura de Marisa Ventura (J. López), una camarera del hotel donde se encuentra hospedado, a quien confunde con una dama de alta sociedad. Tras enterarse de la realidad piensa seriamente continuar la relación; situación muy común actualmente.

    Y es que tener una pareja implica muchos aspectos, entre ellos, la clase social, uno de los más valorados, lamentablemente. Sobre todo en los estratos de alto poder adquisitivo.

    ¿Qué me aporta esta persona? ¿Avanzaría, me estancaría o  estaría retrocediendo? Son preguntas que pasan por la mente de casi todos a la hora de entablar una relación. En el peor de los casos, por el qué dirán los demás. Pero cuando el amor toca la puerta, nada puede detenerlo. Este filme lo deja bien claro: dos personas, de dos universos tan distintos pueden superar, si así lo desean, sus diferencias con el fin de alcanzar la felicidad. 

    Aunque parezca una historia irreal, el típico guión de telenovela mexicana donde la chica pobre se enamora del joven rico, es un llamado “subliminal” a estar conscientes de que todos somos iguales a pesar de nuestra posición económica, ya que a fin de cuentas, lo más importante son nuestros valores como persona. Ya bien lo quiso el emperador Alejandro Magno durante su entierro: que sus manos y pies colgaran en su ataúd, como muestra de que luchamos en esta vida por cosas materiales, y al final, todo se queda, partimos con las manos vacías. Sólo quedan nuestras acciones, el amor, motor de vida de la humanidad. 

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorOrtiz y Lester guían a Medias Rojas sobre Indios
    Noticia siguiente“Una cosa es lo que dice e impone la sociedad, y otra, la verdad que se vive en cada familia”.