¡Qué hagan su fiesta!

    Algunos están ofendidos con la decisión de la embajada de los Estados Unidos de celebrar la diversidad humana y la inclusión de todos los especímenes racionales, sin considerar preferencias sexuales. Junio fue declarado como “Mes del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero (LGBT)”. Lo nuevo es que el gobierno norteamericano, bajo el liderazgo de Barack Obama, auspicia la fiesta de esos núcleos en el país. Pero esa gente se manifestaba antes, con marcha y todo, en el ejercicio de sus derechos. ¿Cuál es el problema? Ellos no agreden a nadie ni violan las leyes. ¡Qué hagan su fiesta en paz! Tolerancia es la clave.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anterior¡Quiero un orgasmo!
    Noticia siguienteQuejas por tumulto en proceso plan regulación extranjeros