Clase media RD se ha estancado en la última década

    La clase media en la República Dominicana se ha estancado en la última década, a consecuencia del poco fomento de la movilidad económica ascendente que ha habido en el país, según un estudio del Banco Mundial.

    Según la investigación titulada “Cuando la Prosperidad no es Compartida”, el crecimiento económico dominicano ha incorporado poca gente al núcleo o nivel de clase media.

    “En la última década, además de la modesta reducción de la pobreza, la República Dominicana ha fomentado muy poco la movilidad económica ascendente, lo que se traduce en un estancamiento de la clase media”, expresa el estudio, dado a conocer en ocasión de los actos de la semana aniversario del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

    Parámetros
    “Si bien la crisis del 2003-2004 se tradujo en un incremento en la movilidad económica descendente, el gran crecimiento económico observado durante los períodos antes y después de la crisis no produjo alta movilidad económica y, por tanto, no ayudó a una proporción substancial de dominicanos a salir bien sea de la pobreza o de la vulnerabilidad económica”, puntualiza.

    Expresa que “como resultado, muy poca gente pasó a formar parte de la clase media. Del año 2000 al 2011, apenas por debajo del 2% de la población de la República Dominicana experimentó una movilidad económica ascendente (por ejemplo, escapar de la pobreza para formar parte del grupo vulnerable, o moverse del grupo vulnerable a la clase media), mientras que el 19% de la población cayó de estatus económico, y la inmensa mayoría, un 79%, no tuvo ningún cambio de estatus económico”.

    Como prueba del estancamiento económico que ha afectado a la población, el estudio dice que “apenas el 3.2 % de los dominicanos que eran inicialmente pobres en el año 2000 lograron escapar de la pobreza para el año 2011, pero la gran mayoría siguieron siendo vulnerables de caer de nuevo en la pobreza”.
    La investigación del Banco Mundial señala que “como resultado de esas tendencias, la proporción de la población ubicada en la clase media se ha mantenido básicamente constante en el largo plazo. Por el contrario, de 1995 al 2010, el 41 % de la población de ALC pasó a un grupo económico más alto y, de la gente que en un principio era pobre, para el 2010 casi la mitad había abandonado esa condición.

    Refiere que en la última década, la clase media en la región aumentó en casi la mitad, del 21 al 30%. Ahora, por primera vez en la historia de América Latina y el Caribe, el número de personas en la clase media supera al número de personas que viven en la pobreza.

    Categoría
    El Banco Mundial clasifica “la clase media” como los individuos con un ingreso per cápita diario más alto de US$10 en ALC, y US$9 y US$7.35 en la República Dominicana en los hogares urbanos y rurales, respectivamente.

    El estudio contrasta que mientras en la región el número de clase media supera al de pobres, ese “punto de inflexión está aún lejos de ocurrir en la República Dominicana”. Cita que factores como la riqueza inicial, los activos y las oportunidades económicas son determinantes importantes de la movilidad económica.

    En otro aspecto del enfoque, el estudio indica que los hogares que hoy pertenecen a la clase media o a la clase más alta están encabezados por las personas con mayor nivel de educación inicial que los jefes de hogares que se encuentran en una situación de pobreza o vulnerabilidad. De hecho, los jefes de familia que se encontraban en la clase media en 2011 tenían, en promedio, cuatro años más de educación al comienzo del periodo de análisis (2001), comparado con los jefes de familia que eran pobres (9.7 frente 5.7).

    Del mismo modo, en el 2011 la mitad de los hogares de la clase media y las tres cuartas partes de la clase alta tenían jefes de familia empleados en el sector formal desde el 2000. 

    Problemas de pobreza crónica persisten

    El Banco Mundial dice que “a pesar de los logros significativos que la República Dominicana ha alcanzado en mejorar el acceso de su población a una gama de servicios básicos, en la última década el país ha experimentado un problema persistente de pobreza “crónica.”

    Si bien la incidencia de la pobreza multidimensional está estrechamente vinculada con la pobreza monetaria, la brecha de acceso a los servicios básicos entre los pobres monetarios y los no monetarios se ha reducido, como consecuencia de una baja constante de la pobreza multidimensional. Esa baja se debió al éxito del país en la última década en dar mayor acceso a una gama de servicios, en particular aumentos en el acceso a la educación y la escolarización de la población. 

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorAlejandro Fernández, imponente y seductor en Santo Domingo
    Noticia siguienteNo disfruto nada