Medidas para realzar tus pisos de madera

    Por más mantenimiento que se les dé a los suelos de madera, éstos, en algún momento, requerirán de ciertas renovaciones para volver a su brillo original; por consiguiente, lo más recomendable es pintarlos, ya que resulta una opción muy económica y a la vez sencilla.Al pintar los pisos de madera, se cubre cualquier mancha que posea su superficie y se visualiza una superficie mucho más limpia y brillante.  Las opciones a la hora de pintar son muchas, ya que se puede optar por las mismas técnicas utilizadas al decorar paredes. Por ejemplo, se puede pintar el suelo de colores, con grecas o con cenefas. La pintura a elegir debe ser especial para madera y a la vez debe ser de muy buena calidad, de esta forma se garantizará la mayor protección de  la madera. Así mismo, debe ser antideslizante para brindar mayor seguridad a las personas al momento de caminar. Para pintar se ha de tener a mano los principales utensilios, para facilitar el proceso, como es el caso de los rodillos, las lijas, los disolventes y las brochas.

    Para comenzar a pintar se requiere tener una superficie bien limpia, por ende conviene eliminar cualquier presencia de polvo con anticipación para garantizar un mejor acabado. Así mismo si la superficie posee algún desperfecto o irregularidad se deberá reparar utilizando una pasta especial, recomendándose el uso de la masilla , la cual brinda una gran resistencia, es perfecta utilizándose como relleno y, a la vez, seca mucho mas rápido. Ésta, una vez aplicada y antes de haber secado, se debe regular al nivel de la madera, utilizando para ello una espátula; luego,  para dar terminación se debe lijar con una lija fina especial para madera. Del mismo modo es recomendable aplicar una capa de imprimación mucho antes de pintar el suelo, ya que sirve para sellar los poros que posea la madera y al mismo tiempo impide que se manche la superficie en presencia de humedad. Con esta capa de imprimación no habrá presencia de xilófagos ni de hongos. Cuando la imprimación esté seca se debe lijar suavemente. Al elegir la pintura que se va a utilizar es recomendable preferir pigmentos, como es el uso del poliuretano, lo cual ofrece mayor resistencia a las rozaduras, a las manchas y al desgaste. El día elegido para pintar debe ser con clima cálido, seco, y la habitación debe estar bien ventilada para garantizar un secado mucho mas rápido.

    Dependiendo de qué tan real luzcan los pisos de madera falsos, puedes decorar tus habitaciones para destacarlas o para cubrirlas. Los pisos de madera falsos son generalmente  pisos de material muy versátil para trabajar.  Su color natural hace que sean fáciles de combinar con los colores de la pared, las alfombras y los muebles.

    A menos que estés adornando una cabaña, por lo general es preferible evitar la coincidencia con los colores de madera, según la recomendaciones de los decoradores. Por ejemplo, si tienes un piso de madera muy oscuro, compra muebles que sean de madera clara o que estén tapizados. En general, este contraste es más agradable a la vista y puede ayudar a que los invitados aprecien los elementos de forma individual, en lugar de ver una sala llena del mismo color.

    La variación de la textura en una habitación se sumará a los intereses tuyos. Si tus pisos de madera falsos son muy brillantes, compra un cofre de madera que esté sin terminar y utiliza gabinetes que tengan un brillo medio. Este contraste también puede hacer que una habitación se vea más grande y mejorará su aspecto.

    Si has heredado o comprado una casa con pisos de madera falsos de baja calidad, posiblemente vas a querer ocultarlos. Haz esto con un área alfombrada grande y vibrante. Elige una alfombra que llame la atención para que no haya sospecha del piso que está debajo. 

    Otro punto importante al momento de decorar un área con piso de madera es cómo combinar una pintura de pared con el piso. Ten en cuenta que los tonos que selecciones deben coincidir con el marrón, color base de la madera.   Los pisos de madera vienen en diferentes colores y tonalidades. Algunas maderas son de color oscuro, mientras que otras son rubias; algunas son de colores cálidos, mientras que otras son frías.

    El tono de tu piso afectará el tono de las paredes. En general, las paredes de color azul claro complementan los pisos de madera rubia mejor que los pisos de madera oscura, aunque esto depende del azul y de los pisos.

    El frío del color azul juega fuera con la calidez del amarillo claro de los pisos. El azul y el amarillo son colores complementarios, lo que los hace mantenerse apartados en atractivas formas, mientras  siguen apareciendo relacionados entre sí.

    Tonos que van bien con un piso de madera

    Los verdes oliva y salvia tienden a funcionar bien con los pisos de colores medianos a oscuros. Esto es debido a que,  por lo general, los colores terrosos se ven mejor con otros tonos que se asemejan a la tierra. Sin embargo, algunos tonos verdes claros también funcionarán con pisos de madera de color más claro. Si es importante incorporar el verde en las paredes, compara las muestras sobre las paredes y píntalas en la parte inferior hacia el piso, de modo que puedas compararlas con el mismo. Otros colores recomendados para decorar este tipo de espacios son el crema y el marrón claro.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorCinta sobre Gloria Trevi se estrenará en septiembre
    Noticia siguienteReinaldo promete a Anadive cambio a ley de vehículos