Reverendo: "Reunión embajador es inicio plan matrimonios homosexuales en el país”

    El Reverendo Domingo Paulino Moya, presidente del Ministerio Jesús es Sanidad y Vida Eterna Inc., declaró este martes que “el encuentro que sostuvo el embajador norteamericano en la sede  de la embajada de su país con líderes de la comunidad homosexuales, es el inicio en procura de lograr introducir en el congreso de la República una ley que facilite los matrimonios entre personas del mismo sexo en el país”.

    Paulino Moya indicó que “cuando el embajador llegó al país prometió que no iba a promover la legalidad de esas uniones, sino que se iba a dedicar a fortalecer las relaciones bilaterales con su país con la República Dominicana”.

    El vocero evangélico dijo a través de un comunicado que “su liderazgo cívico junto a la amplia comunidad cristiana del país no ignora esos planes y que se prepara para una gran batalla cívica en todos los escenarios, para defender los principios de la fe cristiana en los cuales se fundamenta la nación dominicana”. 

    Aseguró que “cualquier liderazgo político que apoye estas pretensiones pagará un alto costo en el entendido de que el país está compuesto ampliamente por una población cristiana que no apoyará esas pretensiones”.

     El religioso enfatizó que “la comunidad cristiana no católica que ha ido en un crecimiento asombroso, hoy cuenta con voces cívicas y políticas, con tino, confianza y conocimiento para orientar a esta población cristiana que antes estaba acéfala”.

    Concluyó diciendo que “sería razonable que el gobierno del presidente Danilo Medina, fije una posición clara que no dé lugar a confusión sobre este delicado asunto.  Pues de esa forma envía un mensaje a la comunidad cristiana y al país de que su gobierno es respetuoso de la conciencia esencial de lo que es el pueblo dominicano”- 

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorMatan oficial retirado de la Fuerza Aérea en Villa Francisca
    Noticia siguiente50 años de buena literatura