Lema del año 2014

    El sábado 25 de enero 2014, en esta misma columna, me detuve a informar y dar detalles sobre el tema del año 2014 de la iglesia en República Dominicana dentro de su Plan Nacional, a saber, “Un pueblo en misión abierto al diálogo, que fomenta la fraternidad en la sociedad”. Entonces me fijé particularmente en el eje “fraternidad”.
    Hoy me quiero centrar en el segundo eje clave: “el diálogo”, el cual es destacado en el lema escogido para el año y no sólo en el tema: “Dialogando en la verdad renovemos la sociedad”.
    Tanto el tema como el lema buscan permear toda la acción pastoral de la iglesia a nivel nacional con gestos y acciones sencillos, más allá de homilías o charlas.
    Pongo un ejemplo, que se da de manera muy normal en celebraciones de nuestras comunidades.
    Presidiendo un día de la novena en una de las parroquias de Moca, la de San Francisco de Sales, la “reinecita” de ese día, como es costumbre, tuvo una intervención al final de la Eucaristía. Copio textualmente sus palabras. Dijo:  
    “Buenas noches. Mi nombre es Anabel Ferreira Cisneros, tengo nueve años de edad y represento al sector del centro.
    El diálogo:
    El lema del año 2014 es “Dialogando en la verdad renovemos la sociedad”. El ser humano es un ser social, nace destinado a compartir la vida con otros seres humanos. Pero es también un ser individual y libre.
    Quiero exhortarles a todos que dialoguemos, con la verdad para que renovemos la sociedad.
    Muchas gracias y buenas noches!!!”.
    Quisiera enriquecer, ahora, el eje “diálogo” del tema/lema del año 2014 de la iglesia en República Dominicana, con frases y enseñanzas del Papa Francisco.
    1. 25 Frases  del Papa Francisco sobre el diálogo
    1- “El diálogo interreligioso es una condición necesaria para la paz en el mundo, y por lo tanto es un deber para los cristianos así como para otras comunidades religiosas”.
    2- “Renuncien a la vía de las armas y vayan al encuentro del otro con el diálogo, el perdón y la reconciliación para reconstruir a su alrededor la justicia, la confianza y la esperanza”.
    3- “No puede haber paz sin diálogo”.
    4- “El diálogo es muy importante para la propia madurez, porque en el confrontarse con la otra persona, con las otras culturas, también en la confrontación sana con las otras religiones uno crece y madura”.
    5- “Si en el diálogo uno se cierra y
    se molesta, se puede pelear y ese es el
    peligro”.
    6- “Nosotros dialogamos para encontrarnos, no para pelear”.
    7- “Si estamos aislados en nosotros mismos, tenemos sólo aquello que tenemos, no podemos crecer culturalmente. En cambio, si vamos a encontrar a otras personas, a otras culturas, otras formas de pensar, otras religiones, salimos de nosotros mismos y comenzamos aquella aventura tan bella que se llama diálogo”.
    8- “Y ¿cuál es la actitud más profunda que debemos tener para dialogar y no pelear? La mansedumbre”.
    9- “Escuchar a los otros, y luego hablar. Primero escuchar, luego hablar. Esto es mansedumbre”.
    10- “Todas las guerras, todas las luchas, todos los problemas que no se resuelven, que se encuentran, existen por falta de diálogo”.
    11- “Cuando hay un problema, diálogo: eso hace la paz”.
    12- “Hoy se apuesta por el diálogo o todos perdemos”.
    13- “Considero fundamental para afrontar el presente el diálogo constructivo”.
    14- “Cuando los líderes “de los diferentes sectores” me piden consejos, mi respuesta siempre es la misma, “diálogo, diálogo, diálogo”.
    15- “El mundo no es posible sin conversaciones constructivas. La única manera que los pueblos avanzan es con la cultura del encuentro, del diálogo”.
    16- “El mundo tiene aún necesidad del espíritu de paz y diálogo”.
    17- “El diálogo es el camino de la paz”.
    18- “Es el diálogo el que hace la paz”.
    19- “Dialogar no significa renunciar a la propia identidad cuando se va al encuentro del otro, ni tampoco ceder a compromisos en la fe y la moral cristiana”.
    20- “El valor del diálogo y la reconciliación prevalecen sobre las tentaciones de venganza”.
    21- “Indiferencia egoísta y la protesta violenta” siempre está la opción del diálogo”.
    22- “Un país crece cuando sus diversas riquezas culturales dialogan de manera constructiva”.
    23- “A Jesús es necesario conocerlo en el diálogo con Él, hablando con él”.
    24- “Que el diálogo y la reconciliación, prevalezcan sobre la venganza, la arrogancia y la corrupción”.
    25- “El diálogo entre las generaciones, es un tesoro que hay que preservar y
    alimentar”.
    2- Siete interlocutores                       para el diálogo
    En su rica y cautivante Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” (El Gozo del Evangelio), fechada el 24 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, del año 2013, primero de su Pontificado, dedica veinte números (238 a 258) al diálogo.  En ellos, presenta siete grupos con los que la iglesia ha de entrar en diálogo.  Cabe notar que la necesidad del diálogo para la paz atraviesa, como un hilo conductor, dichos números. Cito sólo los siete interlocutores y un breve párrafo sobre ellos, especie de invitación para leer el texto completo.
    2.1-  El diálogo social
    “La evangelización también implica un camino de diálogo. Para la iglesia, en este tiempo hay particularmente tres campos de diálogo en los cuales debe estar presente, para cumplir un servicio a favor del pleno desarrollo del ser humano y procurar el bien común: el diálogo con los Estados, con la sociedad —que incluye el diálogo con las culturas y con las ciencias— y con otros creyentes que no forman parte de la iglesia católica”  (238).
    2.2-  El diálogo entre la fe, la razón    y las ciencias
    “La iglesia no pretende detener el admirable progreso de las ciencias. Al contrario, se alegra e incluso disfruta reconociendo el enorme potencial que Dios ha dado a la mente humana. Cuando el desarrollo de las ciencias, manteniéndose con rigor académico en el campo de su objeto específico, vuelve evidente una determinada conclusión que la razón no puede negar, la fe no la contradice. Los creyentes tampoco pueden pretender que una opinión científica que les agrada, y que ni siquiera ha sido suficientemente comprobada, adquiera el peso de un dogma de fe” (#243).
    2.3-  El diálogo ecuménico
    “El empeño ecuménico responde a la oración del Señor Jesús que pide «que todos sean uno» (Jn 17,21). La credibilidad del anuncio cristiano sería mucho mayor si los cristianos superaran sus divisiones y la iglesia realizara «la plenitud de catolicidad que le es propia, en aquellos hijos que, incorporados a ella ciertamente por el Bautismo, están, sin embargo, separados de su plena comunión» (#244).
    2.4 -  El diálogo con el judaísmo
    “El diálogo y la amistad con los hijos de Israel son parte de la vida de los discípulos de Jesús. El afecto que se ha desarrollado nos lleva a lamentar sincera y amargamente las terribles persecuciones de las que fueron y son objeto, particularmente aquellas que involucran o involucraron a cristianos” (#248).
    2.5- El diálogo interreligioso
    “Una actitud de apertura en la verdad y en el amor debe caracterizar el diálogo con los creyentes de las religiones no cristianas, a pesar de los varios obstáculos y dificultades, particularmente los fundamentalismos de ambas partes. Este diálogo interreligioso es una condición necesaria para la paz en el mundo, y por lo tanto es un deber para los cristianos, así como para otras comunidades religiosas. Este diálogo es, en primer lugar, una conversación sobre la vida humana o simplemente, como proponen los obispos de la India, «estar abiertos a ellos, compartiendo sus alegrías y penas». Así aprendemos a aceptar a los otros en su modo diferente de ser, de pensar y de expresarse” (#249).
    2.6- diálogo con el Islam
    “En esta época adquiere gran importancia la relación con los creyentes del Islam, hoy particularmente presentes en muchos países de tradición cristiana donde pueden celebrar libremente su culto y vivir integrados en la sociedad. Nunca hay que olvidar que ellos, «confesando adherirse a la fe de Abraham, adoran con nosotros a un Dios único, misericordioso, que juzgará a los hombres en el día final (#252).
    2.7- Diálogo con los no religiosos
    “Los creyentes nos sentimos cerca también de quienes, no reconociéndose parte de alguna tradición religiosa, buscan sinceramente la verdad, la bondad y la belleza, que para nosotros tienen su máxima expresión y su fuente en Dios. Los percibimos como preciosos aliados en el empeño por la defensa de la dignidad humana, en la construcción de una convivencia pacífica entre los pueblos y en la custodia de lo creado. Un espacio peculiar es el de los llamados nuevos Areópagos, como el «Atrio de los Gentiles», donde «creyentes y no creyentes pueden dialogar sobre los temas fundamentales de la ética, del arte y de la ciencia, y sobre la búsqueda de la trascendencia». Éste también es un camino de paz para nuestro mundo herido” (#257).
    CONCLUSIÓN
    CERTIFICO que las enseñanzas arriba ofrecidas del Papa Francisco sobre el diálogo son  todas citas textuales.
    DOY FE, en Santiago de los Caballeros, el día 4 de febrero o del año del Señor 2014. l

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorObama promulga ley agrícola
    Noticia siguienteCritican Santiago haya sido declarada Destino Turístico