Evelina como Esmeralda

    “Veo el 2014 como un año para abrir nuevas puertas, para emprender y tomar decisiones”.

    Cada quien decide cómo hacerlo. Muchos toman los caminos que llevan al escándalo para lograr lo que para ellos es permanencia, mientras que otros se dedican a trabajar sus fortalezas, enfocarse en sus metas y esperar a que sean los resultados los que hablen. Es el caso de Evelina Rodríguez, modelo y actriz, que como ella misma dice; desde que llegó a Santo Domingo, desde su natal Mao, Valverde, se dedicó a dar los pasos necesarios para crecer como profesional.

    Y no ha necesitado el escándalo. Bajo estos principios ha trabajado para el teatro, la televisión y el cine; siendo éste último el foco central de su carrera en estos momentos. Este año se estrenarán tres producciones cinematográficas en las que Rodríguez forma parte. Tiene razones de más para celebrar la llegada del año. Así que, para nuestra primera Pandora de 2014, aceptó bailar y tocar como la hermosa gitana de Notre Dame.

    P Esmeralda destaca entre la multitud por su hermoso baile gitano. Ya en los medios, ¿cuál ha sido tu estrategia para llamar la atención y permanecer? Más que ejecutar una estrategia para llamar la atención me he

    concentrado en trabajar de manera constante, tratando de dar pasos de crecimiento sin hacer mucho ruido; porque soy así, el resultado del esfuerzo me ha dado, de alguna manera, motivos para permanecer y en ese proceso lograr algún tipo de reconocimiento sin buscarlo.

    P Como en muchas historias de Disney, esta damisela debe ser rescatada del peligro, ¿eres de las que necesita rescate o de las que se las arregla sola? He tenido que enfrentar muchas situaciones sola, y trato de arreglarlas lo mejor que puedo, pero créeme, enfrentar el peligro en compañía es mejor, y hasta divertido resulta.

    P En estos tiempos, un tema en discusión es el del género y la lucha por disminuir los feminicidios. ¿Crees en la independencia total de la mujer?

    Creo en la independencia del individuo, no sólo el empoderamiento económico o las agallas que ha desarrollado la mujer en los últimos 30 años para ser respetada y considerada a la altura de muchos hombres profesionalmente. Más que nada creo en la independencia emocional, ese poder de elegir y discernir que debe tener cada individuo,  y sobre todo las mujeres, para dejar de ser las victimas de alguien más.

    “Nada como disfrutar de los resultados que deja el esfuerzo; es lo que le toca a una mujer que se define como “muy trabajadora y disciplinada”.

    P Quasimodo, el jorobado amigo de Esmeralda, es rechazado por el pueblo por su malformación. ¿Te has sentido rechazada de alguna manera? Para nada, y si lo han intentando, ni cuenta me he dado, me enfoco tanto en las metas, en las cosas positivas y en las posibilidades, que cuando percibo un intento negativo, sencillamente volteo la cara para no darle importancia.

    P El Jorobado de Notre Dame está inspirado en una historia de Víctor Hugo. ¿Cuál es el tipo de historias que prefieres ver en el cine o como lectura? Soy amante de lo real. En la  lectura me encantan las novelas, esas historias que te permiten desconectarte y transportarte; en el cine amo el drama, las historias tan humanas y reales que sacan lágrimas y transforman.

    P A propósito del cine, ¿cuál sería tu papel o trabajo soñado como actriz? Uf… ¡qué difícil! El personaje de Rosa de la película La Extraña, que se estrenará en mayo de este año, fue un trabajo muy soñado y muy esperado. Me permitió  crear emociones que ni yo imaginaba que podía desarrollar. Me encantaría llegaran más personajes así, que me dejen huellas.

    P Como gitana, aretes, pulseras y una pandereta son algunos objetos que identifican a Esmeralda. ¿Cuáles te identifican a ti? La verdad no muchos. No tengo apego a objetos de ese tipo, soy un poco más sencilla que Esmeralda (risas).

    P Y en lo intangible, ¿qué cualidades te identifican? Soy muy trabajadora, muy disciplinada, una mujer sensible que adora emprender y que tiene un espíritu de lucha resistente.

    P A Hugo le tomó seis meses escribir esta obra. ¿Qué tiempo te ha llevado madurar como profesional? Muchos años, y lo sigo haciendo todos los días. Recuerdo cuando llegué a Santo Domingo, que fue sin duda el momento donde empecé a ejecutar acciones en el ambiente profesional. Empecé bailando en musicales, luego pasé al modelaje, a la televisión, ahora el cine. Es un proceso que me ha tomado tiempo pero que ha sido el preciso para aprender, para crecer y evolucionar.

    P ¿Al comenzar el año, todos parecen ponerse de acuerdo y declararlo como suyo, pero además de eso, qué  representa para ti el 2014? ¡Claro! Hay que ser positivos, el 2014 lo veo como un año para abrir nuevas puertas, para emprender y tomar decisiones, pero sobre todo, para disfrutar de los esfuerzos y lo que está por venir. 

    De pelicula
    Este año, Evelina aparece en tres producciones Vamos de robo, de Roberto Ángel Salcedo; Quiero ser fiel, de Joe Méndez y La extraña, de Sergio Gobbi, en la cual tiene un papel protagónico.

    Realidad, fuente de inspiración
    Si algo hace grande a los escritores del siglo XIX es la riqueza de sus historias y las características tan marcadas de sus personajes, que logran que con el paso del tiempo se conviertan en clásicos a los que se les rinde honor de diversas formas. Tal  es el caso de Víctor Hugo y su obra Nuestra señora de París que, entre otras, inspiró al Jorobado de Notre Dame del mundo Disney.

    Como en la original, la joven y hermosa gitana Esmeralda está presente. Una gitana capaz de cautivar con su belleza, la destreza del baile y el toque de su pandereta. En ella también se destaca su tolerancia y compasión por Quasimodo, un joven deforme y jorobado a quien el pueblo desprecia por su fealdad. Las circunstancias y hechos dan a pensar que la historia, o al menos uno de los personajes, pudieron ser reales, y al parecer así fue.

    A finales del 1900 fueron encontrados documentos autobiográficos del escultor Henry Sibson, de la época de Víctor Hugo, quien trabajaba para el Gobierno francés justo cuando se restauraba la Catedral de Notre Dame. Según un comunicado de la galería Tate, de Londres, en estos documentos Sibson describe a quien fuera su jefe, un señor jorobado. Parece un hecho simple, sin embargo, en manos de Víctor Hugo, considerado como uno de los autores más importantes de la literatura, ese pequeño detalle de la realidad se convirtió en una colección de once libros que narran la desdichada historia de Esmeralda y el Jorobado de Notre Dame. 

    Twitts  para una vida. Las dos gárgolas de la Catedral se llaman Víctor y Hugo, en honor al escritor que inspiró la película. // Existen más de diez adaptaciones de la historia de Esmeralda y el Jorobado para el cine y la televisión. // La actriz Demi Moore fue quien puso la voz a Esmeralda en la versión en inglés.

    Texto y coordinación Glenys González / Fotos Franklin Marte, Iván Mieses y Sarah Carrasco / Asistencia Vilnya Payano / Manejo digital Glennys Crisóstomo / Maquillaje Cary Flaz / peinado Elvira Sepúlveda / Vestuario y Confección de maría Reyes / Agradecimientos Clúster Turístico de Santo domingo y CDCT / Accesorios  Tienda KB

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorCónsul de RD en NY exhorta asistir a actividades del Mes de la Herencia Dominicana
    Noticia siguienteLockward Artiles presenta la obra “Narrativa Completa”