La Sociedad de Bibliófilos cierra por falta de dinero

    La Biblioteca Enrique Apolinar Henríquez, bastión cultural de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos, cesó el servicio al público debido a la falta de recursos económicos.La situación financiera de la biblioteca, única en el país en su clase y una de las principales de la región debido a su especialidad en temas exclusivos que tratan sobre República Dominicana y el Caribe, se agudizó luego que el Ministerio de Cultura decidiera en septiembre del año pasado suspender el pago de la subvención de casi RD$100 mil que le entregaba mensualmente. La falta de liquidez de la sociedad cultural provocó, además, la suspensión de la Feria de Libros Raros y Antiguos, uno de los pocos eventos culturales de su género que se celebran en América Latina.

    Mariano Mella, presidente de la SDB, lamentó la situación por la que está atravesando la entidad. “Tampoco participamos en la última Feria Internacional del Libro que organiza Cultura, por falta de fondos, y estamos muy apenados, y si la situación persiste esta dejará de operar de manera definitiva”, comentó ayer en un comunicado.

    Piden normalizar el pago

    Desde el año 1978, la biblioteca empezó a ofrecer un servicio importante a la sociedad porque es una fuente de consulta para investigadores, periodistas, escritores y académicos tanto del país como del extranjero que viajan hasta acá en busca de informaciones sobre los temas históricos dominicanos y caribeños.
    El centro bibliotecario opera en el segundo piso de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos ubicada en la calle Las Damas número 106, en la Ciudad Colonial.

    Según Mariano Mella, en varias ocasiones gestionaron infructuosamente que Cultura normalice el pago de la subvención. “Hemos solicitado, sin resultados, la reposición de la subvención a funcionarios que tienen que ver con los asuntos culturales y presupuestarios; ojalá que este pedido llegue al escritorio de algún funcionario que sea un amante de la cultura y de los libros y que esté consciente de la importancia de la cultura para el desarrollo de cualquier país”.

    Debido a la labor educativa que realiza la Sociedad, su presidente dijo que “esperamos que alguna instancia oficial pueda valorar la importancia de que siga existiendo una institución seria  como ésta, que contribuye de manera desinteresada  al desarrollo cultural, y restituya la subvención que por años veníamos recibiendo, con efecto retroactivo a enero, y que reponga también los últimos meses del 2012. elCaribe, ayer en la tarde, intentó obtener sin resultado la versión del MINC.

    El respaldo de figuras importantes de la cultura

    La institución fue creada en 1973, y es una organización de carácter privado, no lucrativa, organizada para promover, preservar y divulgar la bibliografía dominicana. Su consejo directivo está integrado por Dennis R.  Simó, Bernardo Vega, Juan de la Rosa, José Chez Checo, Sócrates Olivo, Juan Tomás Tavares K., Antonio Morel,  Frank Moya Pons, Juan Daniel Balcácer, Eugenio Pérez Montás, Eleanor Grimaldi Silié y María Filomena González.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorAprendamos de otras naciones
    Noticia siguienteCinco hombres violan una reportera en la India