Sandra Ehlert celebra 22 años en el mercado

    Con la asistencia de clientes, amigos y relacionados, la diseñadora de interiores Sandra Ehlert celebró su 22 aniversario de servicios en el mercado dominicano. La actividad se llevó a cabo en el restaurante La Briciola y fue propicia para la realización de la primera exposición en el Caribe de piezas europeas que sobrepasan la prueba del tiempo “a piece for life de Julián Haché”, donde estuvieron presentes las 22 marcas europeas más prestigiosas del mobiliario e iluminación en honor a este cumpleaños.

    Durante la muestra fueron exhibidos  sobre dos enormes cubos transparentes en la acera del establecimiento, dos enormes  sillas que invitaban a recorrer 194 años de historia de lo que ha sido la revolución de estos gigantes mundos del diseño industrial, empezando por un diseño elaborado en Alemania, seguido de otro fabricado en Francia, Italia, Suecia, Dinamarca y otras naciones europeas.

    En su interior, el restaurante lució una decoración con piezas que recrearon un moderno museo que invitaba a conocer lo que ha sido la transformación en la creación del mobiliario, e incluyó imágenes de más de 300 proyectos realizados por Sandra Ehlert, Diseños de Interiores.

    El festejo también sirvió de marco para la presentación del arquitecto Julián Haché y su proyecto Modo, distribuidor en el país de esta marca de mobiliarios,  de iluminación y complementos del mundo del diseño industrial, cuyos procesos de fabricación fueron exhibidos a través de videos.

    Durante su discurso central, Sandra Ehlert agradeció a sus invitados por el apoyo brindado durante estos 22 años de servicios de su firma, lo que fue apoyado con un audiovisual que destacó la renovación y capacitación constante, y,  sobre todo, el estilo e individualidad de sus clientes en cada  proyecto.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorConcluyen los interrogatorios a miembros de la JCE
    Noticia siguiente¿Por qué nuestro cine es de comedia?