Los parques, más que espacios para “botar el golpe”

    Según diversos estudios, la rutina provoca estrés, lo que puede desencadenar padecimientos físicos, mentales y emocionales en los individuos. Para solucionar esto (o prevenir), los expertos suelen recomendar hacer un “stop” del trajín diario para disipar todo aquello que pueda ser un obstáculo para el bienestar en general.

    Una forma efectiva de “botar el golpe” sin tener que hacer grandes inversiones, y que además puede servirte para conocer a otras personas, hacer ejercicio, compartir en familia o simplemente, “desconectarte”, es haciendo una parada en algunos de los parques de la ciudad.

    Estos espacios públicos (los parques), según comenta el arquitecto y urbanista Erick Dorrejo, además de ser un “pulmón urbano”, son lugares que se convierten en un “oasis” en medio de un ambiente contaminado y congestionado; pero de igual forma tienen la función de servir como “unificador” social, pues un parque es el único espacio urbano con la capacidad de congregar personas de distintos estratos de la sociedad. “Ante una sociedad tan segmentada, el parque permite la cohesión social que se pierde en la medida que la ciudad es más grande”, comenta Dorrejo, quien considera que en comparación al crecimiento que ha experimentado la ciudad de Santo Domingo en los últimos años no hay suficientes parques para cubrir la necesidad de recreo de los capitalinos.

    Hacen falta más parques

    Según los datos del Ayuntamiento de Santo Domingo, la capital cuenta con alrededor de 331 espacios públicos (entre parques, plazas, plazoletas, áreas verdes, canchas, isletas, rotondas, bulevares y peatonales) disponibles; de los cuales 261 se encuentran en la Circunscripción número uno, limitada al norte por las avenidas John F. Kennedy y San Martín, incluyendo el Ensanche Kennedy; al sur, por el mar Caribe; al este, por la avenida México, puente Mella y el río Ozama; y al oeste por la avenida Luperón, incluyendo la urbanización Costa Verde.

    Otros 45 espacios púbicos se encuentran en la Circunscripción número dos, que cuenta, con limitaciones al Norte por el río Isabela, incluyendo las urbanizaciones de la carretera La Isabela; al sur por las avenidas John F. Kennedy y San Martín; al este por la avenida Máximo Gómez, y al oeste por la autopista Duarte.

    Mientras que la Circunscripción número tres (limitada al norte por los ríos Isabela y Ozama; al sur por las avenidas San Martín y México; al este por el río Ozama y al oeste por la avenida Máximo Gómez) solo cuenta con 25 espacios públicos.

    Con relación a esto, Dorrejo agrega que, “la concentración de habitantes (más de 35%) en la zona metropolitana del Gran Santo Domingo requiere de más centros para la recreación, el esparcimiento y el disfrute. Una muestra de la insuficiencia de parques para la ciudad se observa en la conglomeración que se produce en los espacios públicos de los nuevos centros comerciales, abarrotando sus pasillos en busca de seguridad, tranquilidad, esparcimiento y diversión”.

    En cuanto a la distribución, construcción y ubicación, Dorrejo explica que un parque urbano debe contar con ciertas características para considerarlo “ideal”,   entre ellas, tener una gran extensión de terreno con una superficie arborizada importante con relación al área del parque, de manera que pueda convertirse en un “pulmón” para la ciudad ante la enorme contaminación que se produce en la misma. Así como contar con espacios para la recreación, el deporte y el descanso; con una ubicación céntrica y conectada al sistema de transporte colectivo de la ciudad.

    Concluye, que a nivel nacional la seguridad e higiene de los parques son aspectos que deben mejorarse, ya que muchas personas tienden a desistir de visitarlos por no sentirse a gusto con el aspecto que éstos presentan.

    Un parque ideal es aquel que tiene...

    Para Dorrejo, un parque ideal para visitar junto a toda la familia es aquel que tiene una ubicación céntrica, con facilidad para acceder a las instalaciones, con líneas de transporte colectivo conectadas al mismo, con una superficie importante arborizada, con infraestructuras deportivas, zonas de ocio, espacios para realizar actividades culturales y con seguridad (aunque necesariamente no debe estar verjado). “El Parque Mirador del Sur, el Parque Mirador del Norte y el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte (aunque este último se ha ido consumiendo poco a poco, y hoy en día sólo un 38% de su territorio se encuentra arborizado) son los mejores parques. A pesar de que todos estos parques se encuentran localizados en zonas céntricas de la ciudad, rodeados de zonas residenciales, contribuyen con descongestionar su entorno desde el punto de vista ambiental y visual”, comenta Erick Dorrejo.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorLa Cámara aprobará la Ley de Partidos, la reforma policial y el Defensor del Pueblo
    Noticia siguienteOfrecen amnistía a ciclistas que testifiquen delitos de dopaje