La tendencia estética del cine dominicano

    El market share del cine dominicano es de alrededor de 25% (30%, en el 2012). El 2013 reflejará una marcada diversidad en la producción nacional, aunque no se avizoran independencia en la distribución, lo que evidencia un afanoso esquema monopolista.Habrá filmes con menos de 30 mil espectadores y otros que superaran los 150 mil espectadores. Por supuesto, estos últimos responden al esquema impuesto con las comedias que en realidad son producciones con estética de tv puestas en pantalla gigante, es decir que sigue en el cine lo que está acostumbrado en la tv, todo con el mismo perfil: moderadas, “aleccionadoras”, nada complicadas, del tipo “cine familiar”, chistes. Esas películas funcionan en la taquilla porque son extraídas de lo que funciona y tiene rating en tv.

    Es interesante anotar que algunas “comedias” se han convertido en cine-serie o continuaciones, por lo bien que les ha ido en la taquilla. Sin embargo, otros géneros están dando la pelea y anuncian ser mejores con guiones adecuados y dirección y producción más profesionales; con mayor sentido del respeto por la inteligencia del público.

    Por primera vez, los blockbusters de factura criolla se están planificando y anunciando su exhibición como lo hace la industria gringa de temporada. Desde ya arrancan los estrenos a razón de 1 por mes, y muy posible que se hagan hasta dos estrenos en un mes, de películas nacionales.

    Una de las tácticas del cine industrial dominicano es el marketing a partir de una dupla de cómicos de la tv y/o actores famosos: Raymond & Miguel, Frank Perozo, Fausto Mata, entre otros. No existe una sola mujer actriz que llame igual atención, y ese espacio espera por una (hoy no pasan de comodines o modelos). Sin embargo, es una táctica débil, pues al primer conflicto obrero-patronal se buscarán otros famosos o puede que estos famosos se independicen y puedan crear una empresa segura por muchos anos y hasta ganar más dinero y más fama de la que tienen hoy como simples empleados con fecha marcada para salir de circulación; basta que esos famosos se busquen un buen guionista y contraten un buen productor y director.

    Pese a haber un mercado interno relevante, no existe una política de ocupación de mercado. Pero es posible que los filmes no-comedias rompan el conjuro y se abran a otros perfiles de mercado del tipo de drama adulto autoral, o quizás de corte histórico para toda la familia. No se ha creado un perfil para filmes de público infantil, aunque se ha demostrado que existe potencial.

    Que el país tenga su cine con identidad propia es una ganancia económica porque crea empleo y una dinámica industrial, y en lo cultural porque es pedagógico al transmitir valores, códigos de la cultura y del comportamiento de un momento histórico.

    Más salas
    El negocio del cine ha crecido de una manera que la mayoría de las plazas nuevas incluyen nuevas salas.

    El éxito
    La comedia es el género más exitoso en el país, con películas que mueven hasta más de 400 mil personas.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorImponen tres meses de prisión preventiva para dos fiscales de SPM acusados de soborno
    Noticia siguienteSenadores de Puerto Rico recortan sus honorarios