Cómo pintar tu casa y renovar la energía con el color adecuado

    Seleccionar el color adecuado de la pintura puede ayudarte a crear una atmósfera diferente, solo tienes que saber cómo hacer la combinación perfecta.Cada cierto tiempo se busca hacer un cambio en la ambientación de la casa, ya sea agrandar un espacio o reformar un área en particular. Pero por un factor económico o de disponibilidad no siempre se puede. Una alternativa para buscar este cambio es pintar. Hacer esto no solo le aportará un aspecto diferente a tu hogar, sino que también  le devolverá la sensación de “nuevo”. Esto no es nada complicado, solo tienes que tener en cuenta qué color o colores vas a utilizar.

    Cuando te hayas decidido por el tono que quieras para tus paredes, solo tienes que tomar en cuenta el espacio que dispone para que puedes definir la intensidad del color a usar, ya que si optas por colores claros o neutros, en la sala o habitación donde lo apliques parecerá más grande, pero si lo que quieres es renovar la energía del área la mejor opción son los colores llamativos.

    Busca el balance

    No cometas el error de pintar una habitación pequeña de rojo o naranja bajo el alegato de “querer dar vida al espacio”. Esto solo hará que se vea mucho más pequeña y recargada. En el caso de que quieras tener un tono intenso, lo que puedes hacer es pintar una de las paredes de rojo y las demás de blanco, para hacer un balance, por ejemplo.

    De este modo conseguirás que la habitación se vea moderna, rompiendo así un estilo que puede parecer muy monótono. Además del espacio, la elección del color de las paredes también irá en función de la luz natural que entre por la ventana, ya que ésta puede hacer que las paredes se vean más o menos iluminadas y, a la vez si sabes sacarle partido, puedes conseguir que tengas más espacio en aquellos que sean pequeños.

    Selecciona el color según tu personalidad

    La elección del color, en función de la energía que aporten, corresponde a una creencia relacionada con el feng-shui. Existen determinados colores con los que podrás modificar tu estado de ánimo para sentirte con mayor vitalidad o para relajarte. Se recomiendan los tonos vivos para las personas tímidas o calladas, mientras que los colores neutros son aconsejados para tranquilizar.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorInstagram, la cámara
    Noticia siguienteManfla y AmerGrady promueven su música urbana