Preocupa a doce embajadores el proceso electoral

    El presidente Leonel Fernández recibió ayer la visita de 12 diplomáticos acreditados en el país, con los que intercambió impresiones sobre el proceso electoral y la situación económica nacional. El embajador estadounidense, Raúl Yzaguirre, a su salida de la reunión de aproximadamente una hora, expresó que la delegación diplomática planteó su interés al mandatario de que las elecciones del próximo 20 de mayo se desarrollen en una ambiente democrático y diáfano.

    Asimismo, los embajadores manifestaron su preocupación por los actos de violencia que se han registrado en la actual campaña electoral, que el embajador de Canadá, Todd Kuiack, calificó como lamentables.

    “Lo que más nos interesa a nosotros es que sea una elección transparente y que tenga la confianza del pueblo dominicano, que se lleve a cabo en una situación de paz y sin violencia”, indicó Yzaguirre.

    Mientras que la representante de la Unión Europea, Irene Horejs,  catalogó el conversatorio como “bien interesante y amplio”. Detalló que se dialogó de la campaña, los resultados de las encuestas, así como de la situación económica y política en general de la nación dominicana. “Tuvimos un conversatorio con el presidente sobre todo el panorama electoral, la situación económica del país, también de la situación de las diferentes encuestas y de las medidas económicas que ha dado el país”, expresó Horejs.

    Los embajadores mostraron a Fernández su disposición de colaborar en el proceso electoral para que se desarrolle como esperan, según explicó Yzaguirre.

    En la reunión, realizada a puerta cerrada en el despacho presidencial, participaron además los embajadores de Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, México, Costa Rica, Colombia, Países Bajos y Brasil. Por parte del gobierno acompañaron a Fernández los ministros de la Presidencia, César Pina Toribio, y de Economía, Temístocles Montás.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorBeneficios de las algas marinas
    Noticia siguienteUna edición muy maternal