Lleva el mar a tu hogar

    El mar, el vaivén de las olas, el golpe del agua sobre las rocas, la arena mojada, el rugir del viento en días de tormenta, dejan una impronta en nuestros sentidos. Quien este año no pueda hacer una escapada hasta la playa siempre tiene el recurso de conseguir que el mar desemboque en su hogar, gracias a los complementos que puede incorporar a la decoración. Déjate mecer por esta corriente decorativa y permite que la brisa llegue hasta lo más profundo de cada habitación.

    Como en cualquier tendencia, en el estilo marinero son los pequeños detalles los que realmente dan forma al ambiente. No se trata de colocar peces y redes por todas partes, sino de saber adecuar los distintos elementos decorativos. Las plantas, como en cualquier otro estilo, son un elemento fundamental, pueden plantarse en maceteros de barro y de aluminio mate con motivos azules y náuticos. También puedes decorar rincones, mesas y estantes con jarrones y tarros de cristal llenos de piedras de playa y con pequeñas cestas repletas de conchas.

    Los textiles no cobran mucho protagonismo en esta propuesta, sin embargo, cabe apuntar que la mejor opción resulta de la combinación de textiles en algodón y lino blanco, lo que multiplicará la luz del hogar, también deben primar los tonos lisos por encima de los estampados y olvidarse de las previsibles rayas azules y blancas en cortinas y en sofás.

    El material más básico de esta decoración es la madera en tonos naturales, sea tratada o no, e incluso pintada en algún tono blanco o azul desgastado que nos recordará inevitablemente a las antiguas barcazas de pescadores. Como en todo estilo decorativo, en el marinero también hay colores que predominan y que deben estar presentes de diferentes maneras.

    En este caso serán el blanco, el azul marino y el rojo, los cuales deberán presentarse en paredes, complementos o textiles. Podemos utilizar blancos y azules en los dormitorios y los rojos más intensos en otras áreas de la casa, como la sala o el comedor. Sin embargo, el dorado también es un color importante en esta tendencia. Podemos utilizarlo en lámparas, percheros, marcos de fotos y otros detalles.

    Rompe con lo clásico

    Hay que evitar decorar con los previsibles motivos náuticos como timones, salvavidas o cuadros de nudos marineros. En su lugar se puede colocar una lámina con temas náuticos o fotografías marinas. Debemos dejar los detalles marineros para enseres como la vajilla, la cristalería, la lencería de cama, alfombras… de esta forma será el atractivo que imprima el auténtico carácter de esta decoración en el hogar.

    En la sala puedes colocar una pecera de diseño con peces de colores o hacer reforma en tu pared y colocar grandes cristales para que la luz inunde el hogar. El relax debe respirarse en cada rincón de la casa y debe primar la sencillez por encima de cualquier tipo de recargamiento. Puedes leer más en www.elcaribe.com.do

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAdam Sandler arrasa con premios Razzies a lo peor del cine
    Noticia siguienteEl Teatro Guloya triunfa en Nueva York