Ley del Mercado Hipotecario no genera efectos

    Los efectos de la aprobada Ley 189-11, sobre el Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso en la República Dominicana, no se vislumbran.
    Por el momento falta que se apruebe un conjunto de reglamentos para su aplicación.Informaciones ofrecidas por el presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Vivienda (Acoprovi), Fermín Acosta, indican que no se han presentado los reglamentos de la Superintendencia de Valores ni el de la vivienda económica y la ventanilla única.

    “Te puedo decir que no se han aprobado muchos reglamentos a pesar de que ya están listos, especialmente los que tienen que ver con la parte del sistema financiero. Excepto el reglamento de la Superintendencia de Valores, prácticamente los demás están listos. Los que tienen que ver con la Junta Monetaria, con la Superintendencia de Pensiones y otros”, dijo Acosta, consultado por elCaribe sobre el comportamiento del mercado hipotecario.

    Con la aprobación de la Ley para el Desarrollo del Mercado Hipotecario, en mayo del 2011, se busca contribuir a paliar el déficit habitacional existente en el país, calculado en un millón de viviendas por distintos organismos que han analizado el tema.

    Acoprovi pidió a los funcionarios del Gobierno que agilicen el envío de los reglamentos al Poder Ejecutivo con el fin de que sean publicados, porque éstos ameritan un decreto del Presidente de la República. “Esperamos que eso prontamente se realice. La semana pasada tuvimos conversaciones con el ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, como coordinador de la ventanilla única y con Rafael Camilo. Ambos nos prometieron que se agilizará el proceso y que en los próximos días pudiera estar produciéndose el decreto”, sostuvo el principal directivo de Acoprovi.

    “Yo creo que tuvimos problemas con el Instituto Nacional de la Vivienda (Invi), en lo referente al reglamento de la vivienda económica, porque a pesar de que nosotros consensuamos con el Ministerio de Obras Públicas y con los otros miembros de la Comisión de Reglamentos, ese es el que más ha tardado en ser aprobado”.

    En sentido general, la Ley del Mercado Hipotecario es una legislación y un instrumento que facilitará y dinamizará la construcción de viviendas y el ahorro programado para la adquisición de las unidades habitaciones de los segmentos de más bajos ingresos, ha dicho el Senado de la República.

    En política

    Acosta entiende que la época de elecciones ha afectado en el tiempo que se había dedicado por parte de los funcionarios al tema de los citados temas.

    “Estamos apelando a que ya se resuelva eso, porque el propio Presidente mostró interés en la Ley, pero si él no publica ese decreto, su ley más positiva, cuya aprobación fue fomentada por su Gobierno, entonces se quedará sin ningún efecto”, dijo.

    La Junta Monetaria, que figura dentro de quienes ya aprobaron su reglamento, en una sesión del 20 de septiembre del 2011, concluyó lo relacionado con la emisión de valores e instrumentos hipotecarios y  con la apertura de las cuentas de ahorro programado para el inicial de la vivienda.

    De igual modo, la Comisión Clasificadora de Riesgos y Límites de Inversión de la Superintendencia de Pensiones aprobó las resoluciones atinentes a los lineamientos para que los fondos de pensiones puedan invertirse en los referidos valores hipotecarios.

    El superintendente de Valores, Guarocuya Félix, ha dicho también que la aprobación de la Ley de Fomento al Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso significa un potencial de crecimiento para el mercado de valores.

    Las figuras que están incluidas en la normativa

    Los componentes básicos de la Ley 189-11 son: creación de la figura del Fideicomiso, promoción de una amplia gama de instrumentos hipotecarios, tales como Letras Hipotecarias, Bonos Hipotecarios y Titularización entre otros, así como la creación de la figura Agente de Garantía y el mecanismo de la Cuenta de Ahorro Programado.

    Además, incorpora precisiones sobre el proceso de ejecución inmobiliaria y la incorporación de un régimen de exenciones para fomentar viviendas de bajo costo hasta dos millones de pesos.

    Con la normativa, en definitiva, según han expresado diversos sectores involucrados en el tema, se busca dinamizar las fuentes de financiación para el sector de construcción de viviendas, y que esto tenga un efecto dominó al redundar positivamente en el crecimiento económico, en la generación de empleo y en la mejoría de la calidad de vida de los trabajadores dominicanos, que podrán acceder a las viviendas.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorFalsificadores de dólares operaban cerca de cuartel PN
    Noticia siguienteCeline Dion critica la vida de Whitney