La chica del dragón tatuado

    Xenofobia, misoginia, patriarcalismo, entre otros conceptos menos explícitos, son los testimonios magistralmente expuestos y envueltos en twist ending narrativo y elocuente polifonía de personajes con sus propias historias dando vueltas alrededor de la historia central: En 1966, Harriet Vanger, joven heredera de un imperio industrial, desaparece sin dejar vestigios.

    El día de su desaparición, fue cerrado el acceso a la isla donde ella y miembros de su familia se encontraban. Desde entonces, cada año, Henrik Vanger, el patriarca del clan, recibe una flor enmarcada – el mismo regalo que Harriet le daba, hasta desaparecer. Henrik está convencido de que ella fue asesinada y entrega el caso en las manos de Mikael Blomkvist, un periodista investigativo cuya carrera y credibilidad se encuentran amenazadas después de un proceso por difamación, y por supuesto también se une a la investigación la hacker Lisbeth Salander, una chica con todo un visual punk y un dragón tatuado en la espalda.

    El filme es el símil de una sociedad controlada, sojuzgada y tutelada por hombres, donde las mujeres son coadyuvantes, dóciles y súbditas a los caprichos machistas. Y la chica tatuada representa la juventud brutalizada por ese status quo patriarcal.  Una trama donde lo más seductor es  el tratamiento de los personajes. Es así como hacemos una inmersión en el raciocinio lógico y la definición de inteligencia expuesta mediante los retos y soluciones que hacen los personajes.

    El estupendo inicio del filme no es como para perdérselo por boberías. Es un video clip que muestra lo sólido, líquido y gaseoso de la trama de donde surgirán personajes con sus propias vidas enmarañadas. Hay quienes prefieren la versión original del 2009. Creo que ambas son esplendidas y que la única diferencia con la original son los mayores valores de producción de esta dirigida por David Fincher, con su marca peculiar.

    HHHHH género: Drama y comedia

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorA tono con el Carnaval
    Noticia siguientePaul McCartney ya tiene estrella en Hollywood