Laura encantó en una noche llena de sorpresas

    Irving Alberti y Bolívar Valera iniciaron su show de humor previo al concierto, siendo la contraparte dominicana. La controversia en torno a los teloneros en shows de extranjeros sigue… pero, lo importante aquí es el gran espectáculo ofrecido por Inédito Word Tour. Cuando el reloj marcaba las 9:15 p.m., Laura Pausini hace acto de presencia sobre una plataforma de escaleras ubicada en el centro del escenario. Con el tema “Bienvenido” inició la hilera de canciones que se prolongarían hasta la media noche.

    Ataviada en un ceñido traje dorado, Laura que nunca ha encajado en el patrón de la extrema delgadez, lució un cuerpo curvilíneo, una cabellera más larga y una de las mejores actitudes con la que un artista puede iniciar un show. Se le vio feliz, renovada y motivada para complacer a su público.

    “Yo canto”, “Escucha atento” y “Con la música en la radio”, sonaron mientras Laura comenzaba a sorprender con sus sensuales movimientos de cintura, su pícara actitud y bailando al compás del excelente cuerpo de bailarines que la acompañó la noche del miércoles en el Estadio Quisqueya.
    Seis cambios de vestuario, todos jugando con el brillo, los colores metálicos, el negro, el cuero y las trasparencias, hicieron lucir a Laura más juvenil que nunca, cosa que los caballeros seguro disfrutaron.

    Esta fue la primera vez en que la cantante presentó un show tan diverso, en el que no se limitó al Pop, sino que el Rock y la Electrónica dijeron presente, jugando con el ánimo de los asistentes, quienes se mantuvieron expectantes ante la diversidad del espectáculo.

    “Emergencia de amor”, “Volveré junto a ti”, “Inolvidable” y “Amores extraños” fueron interpretados en acústico, dominando el escenario con su potente voz y afinadas armonías.

    Lo que sin dudas sorprendió a todos, fue el montaje de imágenes en la tarima. El británico Mark Fisher, responsable del montaje –quien ha trabajado para Pink Floyd, U2 y el Cirque du Soleil– hizo un trabajo sorprendente para Pausini. Las imágenes en las tres pantallas sobre la tarima, cambiaban bajo el humor de cada canción. Los efectos de cámaras situadas en puntos claves del escenario y las cámaras portátiles en mano de las coristas, dejaban ver ángulos impresionantes de los músicos. Bailarines con traje de luces, guitarras que se iluminaban y micro-videos de Laura en imágenes futuristas adornaban cada pausa.

    “Primavera anticipada”, “Como si no nos hubiéramos amado”, “Se fue”, “Gente”, “Víveme” y “Entre tú y mil mares”, fueron parte de las 25 canciones que la Pausini interpretó en dos horas de espectáculo.

    La cantante interactuó feliz con la audiencia, coqueteó, tocó la guitarra, tambores y recordó sus inicios en la música. Sin duda, uno de los mejores shows presentado en el país por una solista. El estadio aunque no se llenó, completó un 80% de su capacidad, y los presentes, sobre todo los hombres, corearon sin parar cada canción.
    Laura sorprendió con un show innovador, entretenido y emotivo.

     

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorEdenorte suspenderá servicio de manera temporal en La Vega
    Noticia siguienteLa chica del dragón tatuado