Narcos envían 30 toneladas de droga al año a Puerto Rico

    Los narcotraficantes dominicanos exportan “alrededor de 30 toneladas métricas de drogas anualmente a Puerto Rico”.Los envíos de las drogas se hacen a través de “una compleja red de transporte” que comienza en las costas colombianas, venezolanas y depositadas en Haití, de donde se introducen a la República Dominicana por la frontera.

    Los narcotraficantes utilizan embarcaciones comerciales, yolas, aviones de vuelos rasantes, lanchas turísticas, aeronaves comerciales, barcos de carga, contenedores marinos y un sinnúmero de medios de transporte.

    “Una de las rutas más utilizadas para el tráfico de cocaína en el Caribe insular es la que inicia en Colombia y se dirige a Jamaica y a Bahamas a través del Caribe occidental,con el fin de llegar a los Estados Unidos. Otra ruta importante es la que se dirige a Puerto Rico vía la República Dominicana, con alrededor de 30 toneladas métricas de drogas anualmente  pasando por ese corredor”, dice la investigadora colombiana Silvia Mantilla, en su ensayo Narcotráfico, Violencia y Crisis Social en el Caribe insular.

    Los envíos de drogas a Puerto Rico comenzaron a crecer a partir del año 2008 y se mantienen con el mismo promedio de 30 toneladas por año, según se establece en una investigación realizada por las Naciones Unidas y citada por la doctora Mantilla.

    Sin embargo, el teniente coronel J. Brooke Taylor, de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, asegura que los capos de las drogas de Cali y Medellín, en Colombia, establecieron una red de rutas de contrabando en el Caribe central, Haití, República Dominicana y Las Bahamas, para enviar los estupefacientes a  Puerto Rico, La Florida y Europa.

    Taylor Brooke afirma que los narcotraficantes suramericanos crearon esas rutas para bajar los costos del transporte, porque en México cobran más caros que los caribeños y centroamericanos. “Los grupos de traficantes, con sede en México normalmente cobran a los traficantes colombianos un 50% de cada envío para el transporte de sus productos a los EE.UU. a través de México.

    Mientras tanto, los grupos de Puerto Rico y la República Dominicana ofrecen el mismo servicio por tan sólo un 20%. Por lo tanto, muchos grupos de Colombianos, en particular aquellos que han llegado al poder desde la caída del sindicato de Cali, han vuelto a las rutas de contrabando tradicional en el Caribe.
    Esto ha dado como resultado mayores envíos de cocaína que transitan por el mar Caribe.

    La incautación de 500 a 2,000 kilos de cocaína son comunes en los alrededores de Puerto Rico y República Dominicana”, estima Taylor Brooke en su ensayo El Tráfico de Drogas a Través del Caribe y su Impacto en el Hemisferio Occidental.

    El oficial norteamericano asegura que las Islas Vírgenes de EE. UU. y Puerto Rico son el Sur de los Estados Unidos, que  representan dos puntos excelentes para el transporte de la cocaína y la heroína.

    Explica que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico significa para los narcotraficantes que“una vez un cargamento de cocaína llega a Puerto Rico, no puede ser sometido de nuevo a  revisión en el Servicio de Aduanas (USCS), en el sistema de inspección en ruta a los EE.UU. En la actualidad, los traficantes  de la cocaína colombiana y la heroína han transformado a Puerto Rico en el área más grande de puesta en escena en el Caribe, de contrabando de cocaína y heroína a los Estados Unidos”.

    El cambio

    En el pasado, los narcotraficantes  dominicanos se limitaban a “recoger los equipos, las drogas y eran mensajeros de los contrabandistas colombianos en sus negocios de drogas  para transportarlas a Puerto Rico”.

    “La mayor parte de esto -dice Taylor Brooke-, ha cambiado con la evolución del comercio de las drogas en los últimos tres años. La nueva generación de traficantes dominicanos funciona como contrabandistas, transportistas, mayoristas y en muchas ciudades de los EE. UU. en la costa Oriental”.

     “En el último año, los delincuentes de la República Dominicana se han convertido en la fuerza dominante en el nivel medio en el negocio de la cocaína y la heroína en la Costa Este de los EE.UU.”, añade el militar.

    Las drogas que llegan a la RepúblicaDominicana proceden de Haití, a través de la frontera, donde no existe ningún tipo de control efectivo, ni de la parte dominicana ni haitiana.

    “Efectivamente -dice Taylor Booke-, no hay ningún control fronterizo  entre los dos países, permitiendo que el tráfico de drogas. La gran cantidad de tráfico de drogas de América del Sur llega a Haití y es transportado a través de la porosa frontera de la República Dominicana, y luego a Puerto Rico por grupos de transportistas dominicanos.

    Una vez que la heroína y la cocaína llega a la República Dominicana, los grupos dominicanos toman el control sobre el contrabando de la droga en los EE. UU. y controlan un porcentaje creciente de la distribución al por mayor y al por menor en la Costa Este”.

    Desde la década de 1980 hasta la fecha, la República Dominicana constituye un punto clave para el transporte de cocaína y heroína para llevarlas a los Estados Unidos.

    En ese negocio influye de manera directa la distancia entre Puerto Rico y la República Dominicana y la facilidad para cruzar el Mar Caribe.

    “La República Dominicana sigue siendo una zona importante de transporte de cocaína.Una serie de factores contribuyen a la popularidad de la nación entre los traficantes de cocaína. Se encuentra a 61 millas náuticas de Puerto Rico, porlo que el contrabando en un bote pesquero a Puerto Rico es bastante simple.

    Además, el extenso litoral del país y densos matorrales y manglares. También comparte una larga frontera en el desolado Haití. Los narcotraficantes explotan numerosas e incontroladas pistas de aterrizaje en Haití, a través de una costa sin vigilancia y un interior de larga distancia”, destaca el militar.

    Contacto directo con traficantes

    Los narcotraficantes criollos tienen contactos directos con los de Colombia,Guyana, Belice, México, Venezuela, Islas Vírgenes Norteamericanas, Haití y las demás islas de las Antillas Menores.

    Están interconectados en el negocio del transporte, lavado de dinero, producción y comercialización de drogas en los Estados Unidos y Puerto Rico, donde venden y hacen las funciones de vendedores e intermediarios del negocio de la cocaína y la heroína.

    Viajan a Guyana y las costas venezolanas para adquirir las drogas que envían a Puerto Rico, Europa y los Estados Unidos, en especial la Florida.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anterior¿Shakira en video erótico?
    Noticia siguienteOtro que se le olvida el Himno Nacional de EEUU: Steven Tyler