El arte homenajeará al modernismo

    El panorama del arte volverá a moverse en dos ejes en 2012: mientras instituciones y museos de todo el mundo se centrarán en homenajear a figuras esenciales del arte moderno y las vanguardias artísticas, con aniversarios destacados dedicados a Gustav Klimt o a las vanguardias alemanas; por otro lado las ferias del arte vuelven a apostar por las tendencias más contemporáneas, poniendo la mirada en los mercados emergentes y respirando optimismo: la crisis financiera parece superada en el mercado del arte.

    En el panorama museístico, el 150 aniversario del nacimiento del pintor austriaco Gustav Klimt, uno de los máximos representantes del movimiento modernista de la secesión vienesa, será uno de los eventos más destacados, con Viena como protagonista: “Normalmente ya contamos con la mayoría de obras de Klimt, pero nunca podrán verse tantas juntas como en 2012”, promete Vera Schweder, portavoz de la oficina de turismo de Viena. El 15 de junio arrancará la exposición “150 años de Gustav Klimt” en el palacio de Belvedere, mientras el Albertina y el Museo de Viena desvelarán los aspectos más personales del artista.

    En París, la capital del modernismo, el centro Pompidou acoge en enero la exposición “Edvard Munch: La mirada moderna”, que se trasladará después a Fráncfort.

    En Alemania, el mundo del arte estará también de aniversario: 1912 fue el año de la liberación de Berlín a través de la revolución del color que llegó con las vanguardias: en la capital alemana abrió la galería “Der Sturm”, en Colonia se presentó una inédita exposición expresionista y en Múnich, Wassily Kandinsky y Franz Marc fundaban el movimiento de “Der Blaue Reiter” (El jinete azul), eventos que serán recordados un siglo después con diversas muestras. Essen dedicará también una prometedora muestra a Munch, Matisse y los expresionistas.

    Alemania celebrará otro cumpleaños en 2012, con el 80 aniversario Gerhard Richter, considerado “el Picasso del siglo XXI”, con una retrospectiva que llegará a Berlín desde la Tate Modern y que se podrá ver desde el 12 de febrero hasta el 13 de mayo. Otros de los eventos destacados en el país germana en 2012 serán las exposiciones dedicadas a imágenes femeninas de Picasso, Max Beckmann y Willem de Koonig en Munich.

    Londres será noticia el próximo año por un motivo muy distinto, por la celebración de los juegos Olímpicos, pero además, ha prometido un programa paralelo con el “mejor arte y cultura del mundo”, que se concretará con exposiciones de Lucian Freud -al que el mundo despidió en 2011- en la National Portrait Gallery, David Hockney en la Royal Academy, Yoko Ono en la Serpentine Gallery y Damien Hirst en la Tate Modern.

    En Madrid, los highlights pasan por homenajes vanguardistas. El museo Thysse-Bornemisza acogerá la primera gran retrospectiva dedicada al artista ruso Marc Chagall en España y una gran exposición sobre el estadounidense Edward Hopper, así como el homenaje a Gauguin “Un viaje a lo exótico”, en el que la comisaria Paloma Arcó propone un recorrido por las exploraciones de Gauguin, Matisse, Kandinsky, Klee o August Macke.

    El Reina Sofía madrileño ofrecerá 12 proyectos expositivos el próximo año, entre ellos muestras dedicadas a los artistas Hans Haacke, James Coleman, Nacho Criado, Rosemarie Trockel y María Blanchard, mientras el Prado madrileño se remonta a algunos siglos más con exposiciones dedicadas a Rafael, Murillo, Van Dyck o Goya.

    Y mientras los museos del mundo recuerdan a los artistas más destacados del último siglo, las ferias de arte miran hacia el futuro, apostando por el arte más contemporáneo y por la apertura a nuevos mercados, en un año que rezuma optimismo pese a la crisis económica y financiera internacional.La primera gran cita del mercado del arte el próximo año será virtual: VIP ART FAIR, la primera feria exclusivamente online, celebra entre el 3 y el 8 de febrero su segunda edición VIP 2.0, en la que espera consolidar esta nueva tendencia –tras los problemas técnicos que se vivieron durante su estreno en 2011, con el colapso de su web- ofreciendo una mayor comunicación virtual entre artistas, galeristas y compradores. Además, la feria a está en Facebook y Twitter y será compatible con navegadores web, iPad y otros dispositivos móviles.

    Unos días después, abrirá sus puertas la feria de arte contemporáneo de la capital española, ARCOmadrid 2012, con los Países Bajos como invitado de honor. Luego la TEFAF de Maastrich que celebra su 25 aniversario, una feria destinada a los bolsillos más pudientes del continente europeo. Un mes después, Art Cologne, otro de los referentes del mercado del arte europeo. En junio, otra cita ineludible: “el museo de los cien días”, como también se conoce a la documenta de Kassel; después la FIAC de París o Paris Photo, en noviembre, uno de los eventos más destacados de esa disciplina, sin olvidar el Armory Show neoyorquino, en marzo, el evento más relevante en la Gran Manzana.

    Pero la feria más paradigmática de las tendencias del arte mundial, la suiza Art Basel, con cerca de 300 galerías líderes de América del Norte, América Latina. Europa, Asia y África, y sobre todo con los ojos muy abiertos a los nuevos mercados, tras la adquisición del 60 por ciento de la feria hongkonesa Art HK, la más importante del sector en el continente asiático.

    Y así, Art Basel se perfila así como la cita más relevante para la interrelación artística entre Europa y Asia, pero también con Latinoamérica, gracias a su filial de Miami, la Art Bael Miami Beach, que se está consolidando como uno de los principales del sector en Estados Unidos, gracias a su combinación de exposiciones, fiestas y eventos que superan la división disciplinaria y abren las puertas al cine, la música o la arquitectura. Y siempre, con el mar de fondo.

    Y todo, en medio de un optimismo creciente en el sector: “Se acabaron los tiempos en los que la gente tenía mala conciencia por comprar arte”, señaló en la última edición el codirector de Art Basel Spiegler. Eso, aunque 2012 comienza también bajo la sombra de una noticia que conmocionó el mundo del arte: el descubrimiento de una trama de falsificación de obras de arte de artistas como Jackson Pollock, Willem de Kooning o Mark Rothko, que costó el cierre de la prestigiosa galería neoyorquina Knoedler y que ha puesto bajo lupa al sector.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorTragos con vodka que alegrarán tu Año Nuevo
    Noticia siguienteLa colección artística del Popular ahora audiovisual