Estudian conducta de jóvenes en la red

    El envío entre menores de edad de imágenes de desnudos por internet o vía celular podría ser menos común de lo que se creía, según una investigación.

    Apenas 1% de los chicos de entre 10 y 17 años comparten imágenes de ellos mismos o de otros que implican desnudez explícita, mostró un estudio representativo en Estados Unidos. La misma proporción dijo que compartiría fotografías sugestivas pero menos explícitas, mientras que 7% indicó que recibirían cualquier tipo de imagen.

    El llamado “sexteo” —un híbrido de las palabras sexo y texteo que se refiere al envío de imágenes de contenido sexual entre los menores de edad, que no fueron creadas por la industria pornográfica— es extremadamente raro, pero más común entre los adolescentes mayores.

    Los resultados son tranquilizantes porque muestran que el envío de fotos subidas de tono no es una práctica endémica y por lo usual tampoco maliciosa, y en general los padres no deberían tener pánico, dijo la principal autora del estudio, Kimberly Mitchell, profesora investigadora adjunta de psicología en la Universidad de Nueva Hampshire.

    Según informes previos, uno de cada cinco jóvenes ha enviado imágenes de contenido sexual por celular o internet.

    Sin embargo, algunos estudios sobre la práctica han incluido a adolescentes mayores y jóvenes de poco más de 20 años. Para algunos, la práctica (conocida en inglés como “sexting”) incluía el envío de textos sin fotos, o imágenes “que no revelan más que lo que uno puede ver en una playa”, dijeron los autores del nuevo estudio. Los investigadores se centraron sólo en las imágenes e hicieron preguntas detalladas sobre los tipos de imágenes que comparten los chicos.

    Pocos casos son penados por las leyes

    Los expertos hicieron un estudio separado sobre las acciones de la Policía en relación al envío de imágenes eróticas o de desnudos. Contrario a lo que se afirma en algunos informes, de acuerdo con la investigación, pocos jóvenes son enjuiciados u obligados a registrarse como delincuentes sexuales por enviar imágenes subidas de tono por celular o internet.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAdele, reina de los listados
    Noticia siguienteLas nuevas Barbies, Katy y Nicki