Zapatero se despedirá de Latinoamérica en cumbre de Asunción

    Madrid (dpa).- El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, viajará mañana jueves a Asunción para participar en la Cumbre Iberoamericana, escenario en el que se despedirá de los líderes latinoamericanos antes de abandonar el cargo después de las elecciones generales del 20 de noviembre.

    También los reyes Juan Carlos y Sofía asistirán a la reunión en la capital de Paraguay, donde recogerán junto a Zapatero el testigo como país anfitrión de la cita iberoamericana del año que viene, que tendrá lugar en la ciudad de Cádiz.

    De todas maneras, según fuentes del gobierno español citadas por medios locales, el viaje de Zapatero a Asunción dependerá de que concluya con un acuerdo la cumbre europea de la tarde de hoy en Bruselas y de que no sea necesaria en los próximos días una nueva reunión de los jefes de Estado y de gobierno de la zona del euro para solucionar la crisis de deuda.

    El político socialista, quien anunció que no se presentará a las próximas elecciones anticipadas, faltó ya el año pasado a la Cumbre Iberoamericana. De cumplirse la agenda esta vez, Zapatero llegará mañana por la noche a Asunción y el viernes asistirá junto a los reyes a una recepción para la comunidad española en Paraguay.

    La XVII Cumbre Iberoamericana tendrá lugar el viernes por la tarde y el sábado bajo el lema "Transformación del Estado y desarrollo". En ella, según fuentes españolas, Zapatero hablará ante el pleno sobre los pasos dados por la Unión Europea para solucionar la crisis de Grecia y evitar que se expanda a otros países.

    A diferencia de años anteriores, esta vez no se espera que España anuncie nuevos proyectos de cooperación con América Latina, debido a la crisis económica que afecta al país, indicaron fuentes gubernamentales en Madrid.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorMuere John McCarthy, padre de la inteligencia artificial
    Noticia siguienteLos zapatitos me aprietan... y los tacones me matan