Presupuesto: un reflejo de la crisis económica

    Compartir

    El presupuesto nacional ya no es un objetivo estático de política fiscal ni un elemento aislado de la economía mundial. Su ejecución durante los últimos tres años ha sido objeto de cambios para ajustar situaciones internas a cambios externos.

    Lo que antes se corregía con simples “transferencias” de recursos que el Gobierno planteaba al Congreso Nacional, ahora requiere una figura más amplia y moderna, llamada presupuesto complementario.

    Los presupuestos de los años 2009, 2010 y 2011 en curso han requerido que el Ministerio de Hacienda remita al Congreso propuestas de modificación, para corregir distorsiones que se han generado principalmente por la reducción de los ingresos estimados (caso del 2009) y también por aumento del gasto en partidas que resultaron insuficientes, por el impacto del alza del petróleo. Antes hubo un caso diferente, cuando la modificación pedida al presupuesto del 2007 fue para incorporar un excedente o superávit.

    A partir de entonces y coincidiendo con la crisis económica global, los cambios que se han planteado han sido para que los presupuestos modificados recojan cambios en los déficits previamente calculados,  aumentar el monto del subsidio al sector eléctrico, con la correspondiente rebaja en las asignaciones a entidades, o para incorporar elementos de “estímulo” a la economía a través de la expansión de la política fiscal.

    En el 2009, año cuando la República Dominicana sintió los efectos de la crisis financiera internacional, el Gobierno tuvo que modificar su presupuesto para ajustar sus proyecciones a una situación de merma en sus recaudaciones de RD$18,634.8 millones.

    La propuesta de modificación fue justificada por Hacienda con el argumento de que para “el impacto de la crisis económica internacional no afecte, en gran medida, a los sectores sociales de menores ingresos, el Gobierno requiere, durante el último trimestre del año 2009, aumentar el gasto, en beneficio de los sectores sociales y la inversión de capital, lo cual, ante la disminución de los ingresos fiscales, tendrá que ser cubierto con financiamiento adicional, tanto interno como externo”.

    Y en procura de posibilitar ese financiamiento el Gobierno inició negociaciones con el FMI “para que la República Dominicana pueda desbloquear los desembolsos y obtener recursos frescos de organismos multilaterales y de otras entidades financieras, que permitan compensar la disminución en los Ingresos Fiscales y en el Financiamiento”.

    El propósito de la modificación durante el 2010 fue  aprobar un incremento neto del total de Ingresos del Presupuesto del Gobierno Central RD$3,943,722,691. También aprobar el Presupuesto Reformulado de Ingresos Corrientes, de capital y de fuentes financieras del Gobierno Central para el año 2010, de RD$382,941,226,65, compuesto  de ingresos corrientes 259,176,520,500; ingresos de capital 7,800,116,150, y fuentes financieras 115,964,590,000.

    Hacienda justificó el cambio indicando que “es responsabilidad del Poder Ejecutivo velar por el equilibrio macroeconómico a través de la aplicación de políticas económicas orientadas a garantizar la sostenibilidad de la política fiscal y la política monetaria y neutralizar los impactos negativos de la crisis internacional en la economía Dominicana”.

    2011, más complicaciones

    La crisis externa siguió afectando la parte fiscal de la economía dominicana, obligando al Gobierno a presentar por tercer año seguido una modificación presupuestal. El Ministerio de Hacienda argumentó en esta ocasión que el efecto en la economía nacional del aumento de los precios del petróleo en los mercados internacionales, ha dado como resultado un incremento significativo en los subsidios al sector eléctrico, superior al presupuestado para el año 2011.

    El Presupuesto para el año 2011 contempla transferencias para cubrir el subsidio al sector eléctrico por RD$13,650 millones, monto acordado con el FMI. El presupuesto modificado autorizó al Gobierno transferir adicionalmente RD$13,221 millones a la CDEEE. La culpa fue del petróleo, que de un estimado de 83 dólares llegó hasta 110 dólares el barril.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorBásicos para pintarte de naranja
    Noticia siguiente"Modern Family" le roba audiencia a "X Factor"