Beto y Enrique de Plaza Sésamo: no son gay

    “Que Winnie de Pooh es raro, que los Teletubbies son asexuales, Barney es un indeciso y ni hablar de Bob Esponja”. Estos comentarios son muy comunes en tiempos donde la homosexualidad pasó de ser vista como una enfermedad a una preferencia.

    Mientras los psicólogos siguen debatiendo si una exposición a material “homo” puede afectar las preferencias de un infante, los creadores de Plaza Sesamo han dejado claro que ninguno de sus personajes va a "salir del clóset”.

    Según la BBC, los creadores afirman que “Ellos siguen siendo títeres y no tienen una orientación sexual”.

    Esta reacción ha sido provocada por una petición en internet de un grupo de activistas que afirman que Beto y Enrique deberían casarse, para que de esa manera se impulse la tolerancia hacia los gays.

    Casi 7.000 personas han firmado la petición y más de 3.000 se han unido a la página de Facebook Beto y Enrique Se Casan.

    Sin embargo, coincidieron que los dos son "caracteres masculinos y poseen muchos rasgos y características humanas". Los dos solteros confirmados han vivido juntos durante 40 años y duermen en el mismo cuarto, aunque en camas individuales.

    "Beto y Enrique son grandes amigos", agrega el comunicado de Sesame Workshop. "Fueron creados para enseñar a preescolares que las personas pueden ser buenos amigos con aquellos que son muy diferentes", afirma una parte del comunicado de los creadores de Plaza Sésamo.

    La petición de Internet declara: "No estamos pidiendo a Plaza Sésamo que haga nada burdo o que falte al respeto". Y agrega: "Puede hacerse con buen gusto. Permítanos enseñar la tolerancia hacia aquellos que son diferentes".

    Plaza Sésamo fue creado por los productores de televisión Joan Ganz Cooney y el psicólogo Lloyd Morrisett en 1969 y ganó enorme popularidad, dirigida por las creaciones del titiretero Jim Henson.

    Entre los queridos personajes están Elmo, Lucas, el Monstruo de las Galletas, y Abelardo.

    Plaza Sésamo aún es visto en más de 140 países y tiene en promedio unos 120 millones de televidentes en todo el mundo.

    En su aniversario 40, Carol-Lynn Parente, productora ejecutiva del programa, dijo a la BBC que las lecciones no han cambiado mucho, pero el ritmo del programa sí se ha agilizado para mantener el compás acelerado de la vida moderna.

     

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorBiosignatura: salud personalizada
    Noticia siguienteChávez parte de Cuba tras festejar cumpleaños de Castro