Johan Yan-Lanzador

    Johan Yan no es un Top Prospect pero podría ser el primero que se haga sentir en el béisbol invernal, entre los escogidos en el próximo sorteo de la Liga Dominicana ya que ha dominado a su antojo la Liga de Texas, doble A.

    El derecho de los Vigilantes de Texas se une al conocido veterano pitcher Willy Lebrón, el mismo de la selección nacional, como los únicos peloteros de doble A en un draft lleno de historia. Yan también tiene su propia historia ya que en 2005 fue firmado como un torpedero de 16 años con 6’ 3” de estatura. El nativo de San Pedro de Macorís tenía buenas manos, era algo rígido en sus movimientos y fue pasado a la tercera base, donde exhibía un potente brazo, pero no pudo batear y tras promediar .207 sin poder y con 176 ponches en  425 turnos en tres temporadas, su carrera apuntó hacia el final.

    Su fuerte brazo lo salvó y tras convertirse en lanzador, Yan, de 23 años, se perfila como un futuro relevista de Grandes Ligas. Esta temporada comenzó en clase avanzada y tuvo récord de 5-3 con un excelente 1.52 como promedio de carreras limpias. En 43 entradas y 26 partidos ponchó a 38 contrarios con 13 boletos y paró a la oposición en .214 en la Liga de Carolina.

    Promovido a doble A en julio, Yan tiene efectividad inmaculada de 0.00 en 15 episodios de labor y 10 presentaciones.

    En el exigente nivel, el serie 23 tiene a raya a los contrarios con un pírrico .157. Esta es apenas la tercera campaña de Yan como pitcher y ya demuestra un desarrollo que envidiarían muchos lanzadores naturales.

    Para solo citar dos ejemplos, los exitosos relevistas Carlos Mármol y Félix Rodríguez fueron receptores antes de convertirse en serpentineros.

    Las bondades en la selección de Yan son obvias. Los Vigilantes dejan jugar a sus peloteros y él necesita lanzar para mantener el ritmo de su desarrollo.
    [email protected]

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorEste mes regresa el Circuito de Galerías
    Noticia siguienteBeto y Enrique de Plaza Sésamo: no son gay