Mi oficina en el armario

    Eres feliz, no tienes que rendirle cuentas a nadie ¡eres tu propia jefa! El único problema que ahora ocupa tu mente es que al no tener una oficina externa, de repente tu comedor desapareció del mapa y pasó a convertirse en un mega escritorio.

    En la casa te has cansado de buscar dónde poner todos esos papeles, el computador, tus bandejas, la grapadora y todo sin que te obstaculice mucho el poco espacio que te queda en casa. ¿Dónde montar la oficina? A ver, los armarios de la casa no sólo son para tirar cosas, toma esa donde tienes un arsenal de cosas guardadas, que en su mayoría no te sirven para nada.

    Es una propuesta elegante y muy chic a la vez. Puedes adaptar ese rincón de la casa sin que se note mucho desorden y si el armario tiene puertas ¡mucho mejor! , cuando llegue los amigos a compartir, simplemente, cierras el negocio.

    Ni siquiera tienes que usarlo todo, puedes dividir dejando sólo un pequeño espacio en vertical, en el que puedes hacer varias tramerías y colocar cajas para archivar y una a una altura cómoda para instalar tu computador. Incluso en las esquinas, los tramos te permiten colocar herramientas de oficina como perforadora, grapadora, portalápices, teléfono o hasta tu fotografía favorita. Lo más importante es habilitar una toma eléctrica para conectar la pc o laptop y contar con el sistema de wi-fi para no tener que llevar todo el cablerío de internet al mismo lugar.

    Recuerda que las cejas deben quedar alineadas con la parte superior de la pantalla del monitor. La pantalla y el teclado tienen que estar situados a unos 50 centímetros de los ojos y estar entre 10 y 60 grados por debajo de la línea horizontal de la mirada.

    Si quieres aprovechar mejor el espacio, una buena idea es pintar la pared de fondo con pintura para pizarra, así incluso lo podrás usar para anotar pendientes. Si tu armario no dispone de puertas, puedes poner una elegante cortina que combine con los tonos y las texturas de tu habitación.

    Para que esto sea posible deben primar los colores claros o neutros, tonalidades azules y verdes, matizadas con tonos cremas. Estos colores se integran a la perfección en cualquier tipo de decoración y, además, crean ambientes relajados que favorecen el rendimiento intelectual.

    La iluminación es muy importante, porque de ser inadecuada puede provocar dolores de cabeza y cansancio ocular, ya que una luz escasa estropea la vista, pero demasiado fuerte también resulta negativo. La lámpara tiene que estar colocada a una altura máxima de 70 centímetros sobre la mesa.

     

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorEl impacto de un terremoto se puede reducir
    Noticia siguienteLa mala jugada de Venus