Una pizza hecha con personalidad

    Entrevista. Desde el primer llamado estuvo dispuesto, le planteamos lo que queríamos hacer y de inmediato aceptó. La pizzería de Sbarro nos abrió las puertas, donde sus empleados y la gerente Patricia Chalas nos recibieron en una tarde bien calurosa.

    Irving llegó al lugar indicado y de inmediato se puso en manos de los expertos en pizza, para prepararnos una de las especiales de Sbarro, la Suprema Special, como verán en las imágenes, es más deliciosa en la realidad.

    Todo transcurrió de manera sencilla, el invitado y los huéspedes se sincronizaron a la perfección y el presentador, actor y comediante superó la prueba, que más que difícil en la realización, era más dificultoso la tentación de comerla. Entre delantal, harina, ingredientes, salsa y horno, empezamos la amena conversación con Irving Alberti,  iniciando obviamente sobre la pizza y la experiencia de hacerla, nos expresó: “Yo entro en todas, hago lo que me pidan, si hay que hacer una pizza la hago. He hecho pizza familiar en mi casa, pero nunca había hecho una así de manera comercial. Yo como pizza, en especial la de queso y tomate; me gusta comérmela con la mano”.

    Actualmente está en “Chévere Nights” y “Que Chévere es saber”, donde es el conductor. Es un programa de concursos que se realiza con figuras del medio, comunicadores, personas de la radio, actores, es un espacio de concursos y que al mismo tiempo le da la oportunidad a la gente de ir aprendiendo. “Esta es una segunda temporada de lo que era “Chévere Nights de Finde”. “Me siento muy bien en Chévere Nights, demasiado bien. Me han dado muy buen recibimiento, el rating del programa está fuera de lo común, y el público ha respaldado muchísimo el cambio. Tengo tres meses en el programa y con Milagros, Sergio Carlo y Alduey me llevo muy bien”, expresó Alberti en tono sobrio.

    Ahora se encuentra inmerso en la obra “Blanca Nieves y los siete enanitos”, de la que adelanta  que será fuera de lo normal y en la que se utilizarán efectos que nunca antes se habían usado. Como él mismo revela, le gustan los personajes antagónicos.

    Su papel en “Hairspray” es el que considera ha sido el que más reto le ha llevado, ya que además de ganar una nominación  como actor a los premios Casandra, le resultó el más difícil que ha hecho. En la televisión el que más arrastre ha tenido es el de “Darisho”, el cual más le divierte hacer.  

    En el horno

    Sus hijos: Irving Manuel (16 años), Ágatha Marie (10 años) y Luis Felipe (9 años), los tres están definidos en lo que quieren y  los apoya en lo que decidan, incluso si tiene que retirarse para darles su apoyo, lo haría.

    Metas: “Seguir creciendo y seguir disfrutando lo que hago. No tengo metas a muy largo plazo. ¡Claro! quiero pretender durar mucho tiempo en el medio, llegar a tener la credibilidad y ser un sello de calidad”. 

    Jochy Santos: “Mi papá en el espectáculo, la persona que me abrió la primera puerta, que es la más difícil, las otras son más fáciles, porque después que te conocen, cualquiera te da una oportunidad, pero en el caso de Jochy nadie me conocía cuando él me dio la oportunidad”.

    Tiempo libre: “Pasarla con mis hijos, trato de que mis horas libres coincidan con la de mis hijos para poder estar con ellos. Yo no tengo problema con trabajar días corridos, pero si duro mucho tiempo sin ver a mis hijos y mi familia, me vuelvo loco”.

    Parando el trote: “Esa es mi familia, es como sentarme con la familia todos los días de 5:00 a 7:00 p. m. Es de las cosas que más disfruto en el día, cuando llegamos y nos encontramos todos, como amigos y hermanos que somos. Es uno de los momentos “más chulos” en el día”.

    Sbarro Pizzería

    Es una cadena de restaurantes de comida rápida de los Estados Unidos, aunque su origen es italoamericano. Está especializada en la venta de pizza al estilo neoyorquino y otros productos de la cocina italiana. Cuenta con más de 1.000 franquicias repartidas en Estados Unidos y otras partes del mundo. Fundado por Gennaro y Carmela Sbarro, una pareja que emigró junto a sus hijos de Nápoles a Nueva York en 1956. En 1959 la familia Sbarro abrió su primera Salumeria (tienda italiana de ultramarinos) en el barrio de Brooklyn, y lograron establecerse entre la comunidad italoamericana al ofertar productos elaborados por ellos mismos. En Santo Domingo Sbarro está ubicada en Blue Mall, en el cuarto piso.

     

     

     

     

     

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorEjército chileno prestará toda su colaboración para aclarar muerte de Allende
    Noticia siguienteCristina, feliz: la próxima semana regresa a la TV