Ejército chileno prestará toda su colaboración para aclarar muerte de Allende

    Santiago de Chile, (EFE).- El Ejército chileno sostuvo hoy que prestará toda la colaboración ante la Justicia para aclarar la muerte en 1973 del presidente Salvador Allende, un día después de que una de sus hijas solicitará a esa institución que localice el fusil del que supuestamente salió el disparo que terminó con su vida.

    "El Ejército va a prestar toda la colaboración posible para contribuir a las factibilidades judiciales y a las gestiones judiciales que desarrolla el magistrado que lleva la causa", aseguró hoy el Comandante en Jefe del Ejército, General Juan Miguel Fuente-Alba.

    La investigación para aclarar la muerte de Allende, fallecido el 11 de septiembre de 1973, día del golpe de Augusto Pinochet, abrió el lunes un nuevo capítulo con la exhumación de los restos del exgobernante socialista.

    La versión más aceptada sostiene que el mandatario, atrapado en el palacio presidencial mientras este ardía debido a los ataques por tierra y aire de los militares golpistas, se suicidó disparándose en la barbilla con un fusil de asalto que le regaló el líder cubano Fidel Castro.

    "Nuestros abogados han solicitado al Ejército que colabore, porque nosotros sabemos que esto (el fusil) lo incautó el Ejército", declaró ayer la senadora socialista Isabel Allende, hija del mandatario.

    Tras participar en un seminario internacional, que contó con la presencia del ministro de Defensa, Andrés Allamand, Fuente-Alba dijo a los periodistas que "la opinión pública puede tener la seguridad y la certeza que el Ejército va a hacer todo lo que esté de su parte para poder colaborar con esta gestión judicial".

    Horas antes, el juez del caso, Mario Carroza, ordenó una diligencia para encontrar el fusil AK-47 con que fue encontrado muerto el ex mandatario, ya que en el expediente original, el arma figura en el inventario de las especies incautadas por la institución.

    Según la parlamentaria, tras la incautación por parte del Ejército, el fusil de asalto AK-47 pasó a manos de la Policía de Investigaciones, que lo sometió a algunas pericias, todo esto "inmediatamente después del golpe", en 1973.

    "Supuestamente lo regresaron al Ejército, por lo tanto debería aparecer", apuntó Isabel Allende, quien desde que se produjo la asonada militar no volvió a saber nada más del paradero del fusil.

    A juicio de la senadora Allende el arma "debiera devolverse porque es un objeto histórico a estas alturas de la vida".

    Más allá de ese valor histórico, contar con ese fusil también facilitaría las pericias a las que se someterá el cuerpo de Allende, con el fin de certificar que su muerte se debió a un suicidio o indagar una posible participación de terceros.

    "El objetivo es poder tener el máximo de pruebas posibles", señaló Isabel Allende.

    Sin embargo, la senadora aseguró que "los expertos y tanatólogos y todo el equipo que está trabajando dicen que tampoco es tan vital (tenerlo), porque si no es con ese, cualquier reproducción se puede hacer con uno similar".

    "El Ejército va a desarrollar todas las gestiones necesarias para responder el requerimiento del tribunal", concluyó el comandante en jefe del Ejército chileno.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorBarnes & Noble saca un nuevo lector Nook más pequeño
    Noticia siguienteObama insta al presidente yemení a abandonar el poder