Con más sellos que un correo postal

    LaRepúblicaDominicanatiene algo especial. Lo dice su gente, los inmi- grantes que habitan en ella, los turistas que vienen y no quieren regresar a casa. Así lo ha memorizado el casete llamado “historia”. Un país que a pesar de poseer tan sólo 48.442 km2, para ser encolmados,esquinasyparques. Aunque para la Iglesia católica y en

    muchos sectores de la sociedad esta acti- vidad no es muy bien vista, no cabe duda que es una de las tantas formas de como el dominicano demuestra su talento, ser exactos, no tiene límites. El ser una isla no es un obstáculo para que sus tres grandes re- giones -Norte, Sur, y el Es esperanza soñadora de ser cada vez mejores. Un proyecto que te-, se desarrollen con luz propia, sean diferentes la una de la otra. Y no es para menos, su gente ha hecho lo posible por promover tradicio- nes propias que abarcan desde re- ligión, gastronomía, bailes y folclore.

    apela al orgullo por lo nues- tro y se contribuye a la promoción del país. En los últimos años nuestro carnaval

    ha evolucionado. Podemos apreciarlo en las novedosas propuestas, como en orga- nización. Incluso, recientemente se rea- liza el carnaval de Punta Cana, el cual na- ce con el objetivo de impregnar un sello internacional a esta tradición tan nues- tra. Lo mejor de todo es que en cada uno encontrarás algo distinto. Cada uno tiene lo suyo, su encanto.

    Coordina con los tuyos y vive esta ex- periencia si aún no lo has hecho. Si por falta de tiempo no puedes ir, aquí te deja- mos algunas pistas de lo que acontece en cada uno de ellos, así tal vez te animas y sacas un tiempito dentro de la apretada agenda que nos envuelve en estos prime- ros días del año.

    Dentro de toda esta autenticidad, ne- tamente criolla, el carnaval no se queda atrás. Quizás sea uno de los elementos diferenciadores más importantes, a tal punto, que cada zona del país lo festeja a su manera. No se limita a la hora de crear sus piezas llenas de colorido, y coordinar bailes dotados de pasos y movimientos sorprendentes, los cuales llaman la aten- ción de cualquiera que se asome por la zona de acción.

    Los dominicanos somos muy buenos a la hora de festejar; el carnaval es la mejor muestra de ello. ¡Como se disfruta esto! Santiago, La Vega, Cotuí... en fin, todas las ciudades del país se suman al “bon- che”. Porque si no lo sabías, esto arrastra con sigo un sinnúmero de celebraciones, entre conciertos, fiestas privadas, y coros.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorSepultan restos de El Duro Motors en su pueblo natal
    Noticia siguienteOperan a 184 de aneurisma cerebral