Un paso hacia delante

    589

    El presidente Danilo Medina encabezó ayer una reunión del Consejo Nacional de Competitividad durante el cual se dieron a conocer decisiones importantes que habrán de impactar el desenvolvimiento económico.

    El propósito es precisamente mejorar los niveles de competitividad. Tres decretos están asociados a ese fin. Dos de ellos directamente vinculados con el establecimiento de criterios más claros para determinar la competitividad dentro de normas específicas y uno de capital importancia para un sector como la industria de la construcción, que está aportando un 8% al Producto Interno Bruto (PIB).

    El decreto 259-18 instituye un sistema para implantar y automatizar la “Ventanilla Única de Permisos de Construcción de Edificaciones”, para integrar una plataforma digital para la realización de todos los trámites ante las diversas instituciones de la Administración para la obtención de permisos o licencias para proyectos de construcción.

    Este es un viejo anhelo de los sectores que intervienen en una industria que constituye uno de los motores del crecimiento económico. Era tiempo. Impactará el mundo inmobiliario desde las infraestructuras para viviendas familiares y el dinámico turismo, que igual crece de manera acelerada.

    Es muy obvio que estas decisiones influirán en la mejoría del clima de negocios, donde rutinariamente se habla de las dificultades que genera la obtención de permisos para invertir.

    El ministerio de Obras Públicas, a cargo de Gonzalo Castillo, liderará la gestión de apertura de la Ventanilla Única de Construcción en la que se integrarán 20 instituciones con responsabilidad en la emisión de las licencias de construcción.

    La Ventanilla deberá estar abierta antes del primero de diciembre, y con la misma los desarrolladores no tendrán que esperar cerca de 200 días para obtener los permisos. Sesenta días es el plazo límite.

    Hay algunas previsiones contenidas en los otros decretos, como la reducción del plazo para la emisión de nombres comerciales, o la renovación automática de los registros sanitarios para medicamentos, alimentos, cosméticos e higiene.

    Sería interesante que también los registros o establecimientos de empresas, particularmente, las medianas y pequeñas, sean unificados en una plataforma única, lo que también facilitaría la formalización de los pequeños negocios.

    Se ha dado un paso hacia delante.