EEUU: Cadenas de comida rápida cambiarán política laboral

382
SEATTLE (AP) — Siete cadenas nacionales de restaurantes de comida rápida han acordado poner fin a sus políticas que impiden que sus trabajadores sean contratados por otras sucursales de la misma cadena, lo cual limita sus salarios y oportunidades laborales, luego que el estado de Washington los amenazara legalmente.

El fiscal general de Washington Bob Ferguson anunció el jueves los acuerdos vinculantes con las compañías: McDonald’s, Auntie Anne’s, Arby’s, Carl’s Jr., Jimmy John’s, Cinnabon y Buffalo Wild Wings, durante una conferencia de prensa. McDonald’s ya había dicho que planeaba para poner fin a esta práctica.

Las políticas en discordia evitan que las franquicias contraten a trabajadores que están empleados en otras franquicias de la misma cadena. Estas políticas eran consideradas convenientes para los dueños de franquicias, pero han impedido a los trabajadores experimentados conseguir trabajos mejor pagados en otras franquicias, lo cual potencialmente podría hacer que decenas de miles de trabajadores en todo el país se queden varados en puestos de bajos ingresos.

Sin acceso a mejores oportunidades laborales en otras franquicias, los trabajadores tienen menos posibilidades de conseguir aumentos salariales en los puestos que tienen, dijo Ferguson.

“Las leyes antimonopolio de nuestro estado son muy claras: los negocios deben competir por los trabajadores de la misma manera que ellos compiten por clientes”, dijo Ferguson. “No puedes manipular el sistema para evitar la competencia”.