Francia supera a Bélgica y avanza a la final del Mundial

142
Samuel Umtiti celebra el gol aportado para Francia en el minuto 51 ante Bélgica.

¿Déja vu? Parece que sí. Con reminiscencias del título que conquistó hace 20 años y merced a un cabezazo letal de Samuel Umtiti en los albores del segundo tiempo, Francia hizo valer su jerarquía al sellar el pasaporte a la tercera final de su historia en la Copa del Mundo, al imponerse ayer 1-0 a Bélgica.

En un saque de esquina ejecutado por Antoine Griezmann a los 51 minutos, Umtiti consiguió anticiparse a Marouane Fellaini, custodio del primer palo. El zaguero del Barcelona saltó y le remató en las narices al arquero Thibaut Courtois, quien simplemente levantó las manos en un intento infructuoso por impedir que el balón entrara a las redes.

El hecho de que Umtiti le haya ganado en el salto al centrocampista del Manchester United llamó más la atención por la diferencia de estatura entre ambos. El primero mide 1.83 metros y el segundo 1.94.

Además, después de tanto que se habló de la mina de talento del que dispone Francia adelante, fue un defensa el héroe. En 1998, tres zagueros franceses anotaron en el Mundial: Bixente Lizarazu, Laurent Blanc y Lillian Thuram. En una coincidencia auspiciosa, ahora han marcado Benjamin Pavard, Raphael Varane y Umtiti.
“Ha sido un defensa quien ha anotado el gol, y eso que hemos tenido mucho trabajo a la defensiva”, resaltó el técnico francés Didier Deschamps. “Me quito el sombrero ante mis jugadores y mi cuerpo técnico”.

Se le preguntó a Deschamps si percibe que los goles de los zagueros son un buen augurio. “Todos tenemos un destino propio. Tratamos de que sea el más bello posible”, respondió “Hay similitudes, pero siempre tratamos de hacer comparaciones, correctas o no… Pero al final el mérito de esto será de los jugadores”.

Otro periodista inquirió si Deschamps había visto las imágenes de los festejos del triunfo en los Campos Elíseos y si éstas le recordaban lo que vivió como seleccionado francés en 1998.

Francia apostó más de inicio a la contra y amenazó con disparos de Griezmann y escapadas de Kylian Mbappé, la sensación francesa de 19 años. “Es algo excepcional… estoy muy contento por mis jugadores, que son jóvenes pero tienen un gran carácter”, destacó Deschamps. En la primera final de su historia, Francia se coronó como anfitriona en 1998, merced a una goleada por 3-0 sobre Brasil, en aquella noche en que Ronaldo perdió misteriosamente sus superpoderes. En Alemania 2006, sucumbió por penales ante Italia, tras el infame cabezazo que recibió Marco Materazzi y que significó la expulsión de Zinedine Zidane y su despedida de los mundiales.

Croacia se mide a Inglaterra hoy

Croacia e Inglaterra se medirán hoy por primera vez en una Mundial y apenas el segundo enfrentamiento en un torneo de envergadura — la ocasión previa se saldó con una victoria inglesa por 4-2 en la fase de grupos de la Euro 2004. Ambos equipos desembarcaron en la penúltima ronda de Rusia 2018 a puro pulso. El ganador se las verá con Francia en la final, que se jugará el domingo en el estadio Luzhniki de Moscú.