El paso de la tormenta Beryl deja 19 comunidades aisladas

477
La marginal de la Autopista 6 de Noviembre fue afectada en la zona conocida como de El Cajuilito. Henry Santiago
A pesar de la disminución de las lluvias, el COE mantiene 22 provincias en alerta, 13 en amarilla y 9 en verde, ante posibles inundaciones repentinas

El paso de la onda tropical remanente de la tormenta Beryl por el territorio nacional dejó un total de 7 mil 930 personas desplazadas a casas de familiares, 1,586 viviendas afectadas, 75 acueductos fuera de servicio y 19 comunidades incomunicadas, según el informe del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Los datos del COE indican que unas 96 personas permanecen en albergues oficiales, mientras que tres puentes y una carretera resultaron afectados.

El organismo modificó los niveles de alerta por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, por lo que a partir de ahora seguirán en alerta unas 22 provincias, 13 en alerta amarilla y nueve en alerta verde.

En alerta amarilla se encuentran Hato Mayor, El Seibo, La Altagracia, La Romana, Duarte (en especial Bajo Yuna), San Cristóbal, Santo Domingo, San Pedro de Macorís, La Vega, Monseñor Nouel, Monte Plata, Sánchez Ramírez y San José de Ocoa. En alerte verde están las provincias de: Espaillat, María Trinidad Sánchez, Hermanas Mirabal, Samaná, Puerto Plata, Santiago, Peravia, Barahona y Azua.

La provincia de San Cristóbal, que ayer estuvo en alerta roja, resultó con unas 904 casas anegada, mientras que 223 personas fueron desplazadas a casas de familiares y amigos. En el municipio de Villa Altagracia, por la crecida del río Haina, se encuentran parcialmente incomunicadas las comunidades: La Cuchilla. El Caobal, Loma Verde, La Represa, La Joya, La Rosa, Aguacero, El Piedrero, Los Algarrobos, Medina, El Fundo y Media Cara.

En el sector Los Girasoles del Distrito Nacional, unas 45 viviendas resultaron anegadas por el mal funcionamiento del drenaje pluvial, y otras 57 viviendas quedaron inundadas en el sector Los Guandules por la crecida del río Ozama.

En la provincia Santo Domingo 14 viviendas fueron inundadas por el desbordamiento del río Bienvenido y 87 personas desplazadas a casas de familiares y amigos.

El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados informó que unos 75 acueductos quedaron fuera de servicio debido a las fuertes lluvias, afectando a unos 900,669 usuarios.

De su lado, el Ministerio de Obras Públicas (MPOC) informó que habilitó el paso vehicular por la autopista 6 de Noviembre, en la zona conocida como de El Cajuilito, que estuvo cerrada por deslizamientos de tierra provocados por las lluvias. Asimismo, anunció que en la carretera El Seibo-Miches se retiraron sedimentos y troncos que obstaculizaban la canaleta y el funcionamiento de esa importante vía.

Lluvias disminuirán

Desde tempranas horas del día de ayer, el territorio nacional estuvo bajo fuertes aguaceros acompañados de frecuentes tormentas eléctricas y ráfagas de viento, producto de los efectos de la onda tropical, la cual se ubicaba ayer en la tarde sobre la porción occidental de Haití, según la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

Para hoy la Onamet pronosticó una disminución en las lluvias con relación a los acumulados de ayer. El informe indica que tras el alejamiento de la onda tropical, en horas de la tarde ocurrirán aguaceros dispersos, tronadas ocasionales en las regiones suroeste, sureste, noreste, este, cordillera Central y zona fronteriza.

900 mil 669
Usuarios quedaron sin el servicio de agua potable, debido a la salida de unos 75 sistemas de agua potable.
200 mil
Usuarios quedaron sin energía eléctrica debido a la salida de varios circuitos del sistema.
7,930
Personas fueron desplazadas a casas de amigos y familiares debido a las fuertes lluvias.