Félix Cabrera vuelve al ataque contra Arjona

243

La “maraña” legal del artista guatemalteco Ricardo Arjona en la República Dominicana está lejos de desenredarse.

El empresario Félix Cabrera anunció que se suma al caso de su homólogo Saymon Díaz, quien embargó los equipos del cantautor en febrero de este año, e inició un proceso que no ha pasado de vistas legales y denuncias de supuesto abuso del guatemalteco contra Díaz.

El día antes del concierto Circo Soledad en el Estadio Quisqueya, Cabrera demandó al intérprete de “Señora de las cuatro décadas” por una deuda pendiente de 650 mil dólares desde el 2015, cuando Arjona fue contratado para realizar cuatro presentaciones en el Palacio de los Deportes y que, debido al paso de la tormenta tropical Erika, solo se pudieron realizar tres.

Finalizado el show del 10 de febrero pasado, Díaz embargó los equipos del cantante por una deuda de US$ 75 mil pendiente por un caso similar, el cual data del 2012. Poco después, el personal de Cabrera emitió un comunicado asegurando haber llegado a un acuerdo con Arjona, lo que fue desmentido ayer en declaraciones a este medio.

“No se llegó a ningún acuerdo. Se envió una nota de prensa que fue solicitada expresamente por Ricardo Arjona para debilitarle el proceso a Saymon Díaz, pero, de entrada, nunca hubo acuerdo. Eso fue un espacio que se abrió al diálogo para buscar una avenencia con motivo a las dificultades que existían”, dijo Julio Cury, abogado de Félix Cabrera, a elCaribe.

Alegó que el artista “siempre tenía una excusa” cuando se le hablaba de reponer el concierto y que luego acordaron que el empresario artístico dominicano lo contratara para una serie de conciertos a 200 mil dólares, que luego fueron incrementados a 300 mil, por Luis Montes de Oca, un representante de Arjona.

“Estamos bregando con un individuo que tiene un delirio y fascinación por lo ajeno. Nos montamos en el proceso de embargo de Saymon Díaz, y al propio tiempo, desde aquella época le teníamos interpuesta una querella por abuso de confianza en la Fiscalía del Distrito Nacional”, explicó.

El próximo 20 de julio, Cabrera y Arjona tienen una audiencia en la que según Cabrera, el artista debe presentarse.

En cuanto a los equipos, justificó que no están donde fueron embargados por que no podían seguir obstaculizando el terreno del Estadio Quisqueya, porque ahí se celebran muchas otras actividades; y que, aunque desconoce su paradero, tienen un guardián custodiándolos.

“Esos equipos son la garantía del crédito de mi cliente y la de Saymon Díaz; no sé dónde están pero tarde o temprano, tendrán que ser vendidos en subasta pública, y del resultado de la venta, mi cliente tendrá que cobrar lo que se le debe”, puntualizó.