Causas y riesgos del dolor testicular

745
Si el dolor testicular no desaparece pasada una hora, o tiende a ser muy fuerte, es aconsejable acudir al urólogo.
Esta afección suele ser aviso de infecciones de origen sexual e inflamación de la próstata, que de no atenderse a tiempo podría provocar infertilidad y otros males

El testículo es un órgano muy sensible en el que se pueden producir molestias transitorias o persistente, que por lo regular vienen acompañas de dolor. Sin embargo, muchos hombres solo acuden al médico cuando la dolencia es insoportable o interfiere con su vida sexual. Además del dolor, los hombres pueden experimentar malestar abdominal, náuseas, vómitos, enrojecimiento y aumento del testículo, explica el urólogo Robert Mejía, del Centro Médico Moderno.

El dolor en los testículos es un síntoma que puede afectar a hombres de todas las edades, y se clasifica en agudo o crónico. Según Mejía, existen numerosas causas que pueden provocar el dolor testicular, entre ellas, infección, inflamación, traumatismos, torsión, hernias y tumores.

Entre las infecciones, el urólogo menciona, la epididimitis, una inflamación de los conductos a través de los cuales sale el esperma del testículo. Comúnmente, es causada por la clamidia, una enfermedad de transmisión sexual, o por una infección urinaria que resulta de una incapacidad para vaciar la vejiga debido a un agrandamiento de la próstata. Asimismo, la orquitis, una inflamación de uno o ambos testículos causada por bacterias o un virus como las paperas. Esta afección puede ocurrir al mismo tiempo que la epididimitis o la prostatitis (inflamación de la glándula prostática).

Otros de los posibles orígenes del dolor testicular, según Mejía, es la acumulación de líquido en los testículos, lo que causa inflamación.

“Esto puede desencadenar en varicocele, agrandamiento de la venas en el escroto. Esta alteración provoca un malestar constante, inflamación en los testículos y sensación de calor, especialmente después de caminar, tener relaciones íntimas o hacer alguna actividad física”, dice el urólogo. Asimismo, en hidrocele, líquido en el área interior del escroto, condición muy común en recién nacidos. Además, añade que los testículos también pueden doler por la presencia de hernias inguinales o cálculos en el riñón.

En cualquiera de los casos mencionados, Mejía sostiene que al paciente se le imposibilita realizar cualquier tipo de actividad física, como es el deporte y tener relaciones sexuales.

“Si el paciente no trata el dolor, este se irá agudizando con el tiempo, lo que puede acarrear la pérdida del testículo e infertilidad”, destaca el galeno.

Para el diagnóstico, lo más importante es la historia clínica, el examen físico y la sonografía testicular Doppler, a través de la cual se determinará o descartará si existe una lesión.

Torsión testicular

Sobre la torsión testicular, Mejía señala que esta ocurre cuando un testículo gira, torciendo el cordón espermático que lleva sangre al escroto. “Esto hace que se reduzca el flujo sanguíneo causando dolor e hinchazón intensa”, expresa.

Detalla que esta condición puede suceder a cualquier edad, incluso antes del nacimiento, aunque es más frecuente en los menores. “Cuando hay una torsión testicular, hay que llevar el paciente al quirófano, porque si pasan seis horas después de producirse, hay mucha posibilidad de que el paciente pierda el testículo”, puntualiza el urólogo.

Mientras que los traumatismos agudos en los testículos suelen aparecer durante la práctica deportiva o después de haber sufrido un accidente o golpe. Por otra parte, el uso de pantalones ceñidos y el sillín de la bicicleta pueden producir un traumatismo crónico, por la presión constante que generan sobre la zona de los testículos. Estas lesiones pueden derivar en la aparición de un hematoma alrededor del testículo, que se manifiesta con un color amoratado en la zona del escroto.

Tratamiento

Robert Mejía, urólogo.

Mejía resalta que la medicación del paciente siempre va a depender de la causa que provoca el problema. Indica, por ejemplo, que si es una condición inflamatoria o infecciosa se indica antibióticos y antiinflamatorios. Para tratar el dolor también se recomienda tomar baños calientes si se observan signos de inflamación. Otro cuidado casero consiste en colocar una toalla enrollada debajo del escroto mientras se está acostado. Durante el tratamiento, la dolencia disminuirá de uno a tres días, y sana en aproximadamente cuatro semanas. Además, el afectado debe estar en reposo (debe mantenerse acostado y sentarse por un periodo reducido de tiempo) hasta que su dolor haya disminuido por completo. Por igual, los especialistas sugieren colocar una compresa fría en los testículos para ayudar a aliviar el dolor.

Saber
En otros casos, menos frecuentes, este dolor también puede indicar la presencia de cáncer de testículo, aunque es más común que en este tipo de cáncer surjan primero alteraciones como la aparición de una bolita dura o dificultad para orinar.

Dato
Como los testículos embriológicamente se desarrollan próximo al riñón, la patología que sufra este órgano también puede producirles dolencia.