RD captó el 50% de la IED en el Caribe

266
El turismo es el sector que más inversión extranjera atrae en la región.

En un escenario en el que el flujo de inversión extranjera directa (IED) se redujo para la región de América Latina y el Caribe en un 3.6%, la República Dominicana logró captar más de la mitad del incremento de la región caribeña.

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el Caribe, los flujos crecieron un 20%, hasta alcanzar los 5,835 millones de dólares, y más de la mitad de esta cifra se dirigió a la República Dominicana. El informe, La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe, destaca que en los países del Caribe ha sido muy importante el incremento de las inversiones en el sector turístico, pero la inversión también ha aumentado en el sector de los recursos naturales en Guyana y Jamaica.

Profundización

Según la Cepal, en 2017 se profundizaron algunas tendencias en el escenario económico mundial que han generado un clima de incertidumbre para las inversiones transfronterizas. Destaca, asimismo, que en particular, se confirmaron anuncios de posibles restricciones comerciales y presiones para relocalizar la producción en los países desarrollados. Al mismo tiempo, las autoridades de China han tomado medidas para restringir las salidas de IED, a fin de ajustarlas al plan estratégico del país. A estos elementos hay que sumar la expansión de las empresas digitales, que requieren una menor inversión en activos tangibles para crecer a escala internacional y que están fuertemente concentradas en los Estados Unidos y China, lo que disminuye la necesidad de fusiones y adquisiciones transfronterizas.

Estos aspectos contribuyen a explicar la caída de la IED mundial en 2017, pese un contexto internacional caracterizado por un mayor crecimiento de la economía mundial (de un 3.2%), y la elevada liquidez internacional, dice.

Tercer año seguido en baja IED en la región

La Cepal dice en su informe que las corrientes de IED en América Latina y el Caribe se redujeron por tercer año consecutivo en 2017, hasta los US$161,673 millones, un 3.6% menos que la registrada el año anterior y un 20% por debajo de lo recibido en 2011. A medio plazo, esta caída continuada desde el año 2011 se puede explicar por el descenso de los precios de los productos básicos de exportación.