Nueva visión de clase

911

Desde hace cierto tiempo en el alto empresariado por fin se está dando la toma de conciencia de que debe asumir las mejores causas sociales, y definirse en un plano crítico sin guardar silencio frente a los poderes públicos. Antonio Taveras, líder de los industriales de la extensa provincia Santo Domingo, tiene que ver con esa percepción que hoy ratifico: “De 1998 a 2014 la corrupción ha sustraído al pueblo dominicano 445 mil millones…La corrupción se está comiendo el país, y desde el Estado destruye riqueza colectiva en forma acelerada y sacude los cimientos institucionales, con un alto riesgo para la gobernabilidad”.