Golden State busca dictar sentencia esta noche en Cleveland

574
Kevin Durant no quiere que Golden State salga confiado esta noche en el cuarto encuentro de la final de la NBA contra los Cavs en Cleveland.
Los Warriors van tras la barrida. Kevin Durant alertó a los campeones porque “todavía no hemos terminado”

Cleveland, Ohio,Estados Unidos. Golden State Warriors navega sin problemas con destino a su sexta corona en la NBA.

Eso es lo que se ha visto en la Serie Final frente a los Cavaliers de Cleveland, así que todo parece indicar que es cuestión de tiempo para que Golden State empate con los Bulls de Chicago en la lista de los equipos con mayor número de coronas en los registros del mejor baloncesto del mundo, el de la NBA.

Esta noche, a las 9:00, se celebra el cuarto partido de una serie que ofrece un panorama nada halagüeño para los Cavaliers: los equipos que se han puesto 3-0 tienen marca de 130-0 en la historia de la postemporada en el mejor baloncesto del mundo.
Cleveland no se observa como la escuadra que puede revertir esta impresionante estadística, especialmente cuando ha hecho de todo para ganar un con resultados aciagos.

Cero confianza

Sin embargo, Kevin Durant, que viene de anotar 43 puntos y tomar 13 rebotes en el tercer encuentro, no se confía en lo anterior. “Todavía no hemos terminado de jugar baloncesto”, dijo Durant en conferencia de prensa. “No tomaría esto como un momento definitorio, no quiero actuar como si este es el final del camino. Hay que volver a trabajar mañana y venir con un mejor plan de juego”.

La noche del miércoles los Warriors se convirtieron en el primer equipo que consigue poner una Serie Final 3-0 por dos temporadas seguidas después de un triunfo 110-102 sobre Cleveland.

Aparte de los 43 de Durant, Golden State tuvo un esfuerzo colectivo mayúsculo en ambos costados de la cancha en una noche en la que Stephen Curry se fue de 16-3 desde el campo, incluido un 9-1 desde el arco de tres puntos.

Cleveland jugó nueva vez un buen baloncesto, pero no basta con eso para vencer a Golden State y LeBron James lo sabe. “El margen de error (frente a Golden State) es muy bajito. Tú no puedes tener falta de comunicación, no puedes tener defectos, no puede haber “mi culpa”, no puede haber “mala mía” o cosas como estas, porque ellos van a hacer que tú pagues por eso”, apuntó James, quien completó su décimo triple doble en postemporada durante el tercer encuentro el miércoles gracias a sus 33 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes.

Por tercer duelo seguido, los Cavaliers lucieron dominantes en la pintura, muy especialmente en la primera mitad cuando consiguieron la mayoría de sus 19 tantos en segundas oportunidades.

Tyronn Lue, dirigente de los Cavaliers, consiguió lo que buscaba cuando dio más tiempo de acción a Rodney Hood, quien tuvo 15 puntos en 25 minutos de juego.

Habrá que ver cuál otro ajuste tiene debajo de la manga en procura de evitar la coronación en Cleveland de los Warriors. “Mantuvimos a Steph (Curry) en 11 y a Thompson en 10, pero tenemos que hacer un mejor trabajo contra Kevin Durant”, aseguró Lue. “Creo que los muchachos se aferrarán al plan de juego”.

Curry falló sus primeros nueve intentos de tres y ciertamente tuvo una buena defensa toda la noche, pero anotó un disparo desde atrás del arco con 2:38 por jugar en el cuarto parcial que básicamente le dio el aliento que Golden State necesitaba para sentenciar el encuentro. Curry está preparado para el juego y ya sabe lo que tiene que hacer. “Voy a seguir tirando”, señaló el estelar jugador.