“Busco reflejar las cosas que entiendo están mal”

675
José Levy destaca que “en los países desarrollados las artes tienen una impronta, tienen una importancia, pero aquí no”.

El trabajo de José Levy, en gran parte, tiende a mezclarse con la antropología y la sociología del dominicano. Es como una especie de neocostumbrismo. Su obra lleva, además, un lenguaje social, con reseñas personales y políticas; se basa mucho en una interpretación de la realidad, que muchas veces “fuerzo, desfiguro y plasmo como yo entiendo, y muchas veces trabajo como es”. Explica que en sus trabajos varía mucho lo que es la técnica y el lenguaje, pero su obra mantiene siempre la misma esencia. Manifiesta que “a través de mis pinturas busco una catarsis como todo artista serio; reflejar cosas que entiendo están mal en la sociedad, como la corrupción, la violencia, el Estado cuasi podrido de la sociedad dominicana, entre otros tipos de cosas”. Pero también en sus pinturas José Levy refleja lo que entiende es la cultura, las costumbres, lo que le gusta y “algunas veces tonterías”.

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción en tu trayectoria profesional?
Primero, desarrollarme como artista profesional, ya que soy autodidacta, no salí de una academia, todo lo he logrado a base de trabajo; otra satisfacción es que los colegas y artistas que admiro me asumen como uno de ellos y muestran respeto hacia mi obra. Otra de mis satisfacciones es el hecho de vender una de mis obras y que la misma pase a ser reserva de una buena colección, eso es algo muy importante.

¿Cuántas exposiciones has realizado, tanto colectivas como individuales?
Colectivas variadas han sido muchas, pero individuales solo tres. No tiendo mucho a hacer individuales porque aquí se hace muy tedioso y sin la ayuda de una galería es algo muy difícil, porque entonces todo el mecanismo que se necesita para realizarlas tiene que asumirlo uno mismo; trabajo con algunas galerías, pero no tengo una que me represente directamente. Es más fácil realizar una colectiva porque un curador te llama y te propone que pertenezcas a ella, es mucho más fluido y la inversión que se hace la asumimos entre todos.

¿Cómo surge tu inspiración?
La inspiración es la idea y como dice Picasso: “Que la inspiración me encuentre trabajando”. Yo trabajo todo el tiempo, si no trabajo no tengo inspiración, una obra es 10% inspiración y 90% trabajo, eso es lo que yo entiendo; a veces trabajo como un autómata que no sé ni lo que estoy pensando, tengo la cabeza como una olla de presión cuando estoy trabajando.

Pintor, artista plástico y visual, ¿cuál es la diferencia?
Son muy diferentes. El pintor pinta para vender, el artista vende lo que pinta y el artista visual es el que trabaja con todo lo que es visual, ya sea instalación, cerámica, fotografía, multimedia, es muy multidisciplinario; el plástico trabaja con cerámica, pintura, es decir, medios tradicionales. El término artista plástico algunos lo encuentran obsoleto, otros lo defienden, a mí me da lo mismo.

¿Se nace con el don de artista?
Soy un artista “outsider” (independiente) en mi forma de pintar, de manejarme y eso lo demuestro, también, por ser un artista autodidacta, no de formación académica, aunque sí la tengo, porque al leer tantos libros y visitar tantos museos la formación académica se va adquiriendo. Estudié por mi cuenta, pero eso no quiere decir que de la noche a la mañana aprendí a hacer lo que estoy haciendo, no, no, no. Dibujo desde que tengo uso de razón, desde que aprendí a usar las manos y el cerebro con los ojos, eso me vino como el mismo instinto de respirar, de caminar, eso para mí es un instinto; pero la disciplina, que te da la vocación, me llegó luego con la madurez.

¿Cuál es tu técnica?
Mi técnica es mixta, tiendo a mezclar lo que es acrílica con el óleo, a veces con materiales extrapictóricos; o sea, va a depender de lo que quiera hacer en el momento y de las inquietudes plásticas.

¿Consideras que existen políticas de Estado a favor de las artes?
El Estado está muy mal, y no me refiero solo a este Gobierno, sino a todos los que últimamente hemos tenido. No hay una política cultural y el ejemplo está en el pasado ministro de Cultura que acabó con todo lo que es la gestión cultural del país, todo lo que es la infraestructura. El Colegio Dominicano de Artistas Plásticos debería tener otro tipo de manejo o cerrar sus puertas, ya que esa institución está para apoyar al artista y velar por su desarrollo, pero se vuelve un círculo vicioso. Me da pena la Escuela de Bellas Artes donde hay muchos profesores que son artistas reconocidos que tratan de ayudar a los nuevos artistas a que se desarrollen de buena manera, pero no hay condiciones, no hay un respeto por eso, o sea, las artes deben de ser igual que las matemáticas.

¿Por qué consideras que el arte debe de ser como las matemáticas?
Porque las matemáticas te enseñan a pensar, te enseñan a filosofar. Pintar no es un acto mecánico; el arte existe como un medio de expresión orgánico del hombre. Viene de la música que hacemos con el cuerpo desde el principio cuando éramos tribales, hasta el arte rupestre en las cuevas como las de Altamira; esa es una necesidad, entonces creo que las artes nacieron primero que las matemáticas.

¿En qué proyecto estás ahora mismo?
Estamos trabajando en una colectiva que podríamos presentar para finales de agosto o septiembre, solo esperamos la confirmación de la fecha del centro cultural donde la vamos a exponer. Somos cinco artistas que la estamos organizando y se llamará “José”, porque todos llevamos por nombre José. En esta muestra estaremos José Almonte, José Pelletier, José Morillo, José Pión y yo. Todos somos de la misma generación con lenguajes y formas diferentes.

Denuncia
Ahora mismo hay una política de Estado que no le interesa que la cultura y el arte se desarrollen, porque ponen a pensar a las personas y eso a ellos no les conviene”

Representación
Como pintor mi formación es autodidacta, mis obras reflejan formas, tradiciones y mitos de la cultura circundante, se enmarcan dentro de un lenguaje antropológico y social”.