Canó recibe lluvias de críticas por suspensión

697
La suspensión por 80 juegos a Robinson Canó le costará 11.8 millones de dólares de su salario de 24 millones para 2018.
Justin Verlander, Victor Conte, Jim Kaat y USA Today MLB fustigan al dominicano, que fue sancionado con 80 partidos

Las críticas a Robinson Canó por la suspensión de 80 partidos por violar la política antidopaje de las Grandes Ligas han llovido.
El lanzador de los Astros de Houston Justin Verlander hizo pública su molestia al expresar a través de las redes sociales su postura en la que dejó claro, una vez más, su disgusto contra quienes usan sustancias para mejorar su desempeño e incluso exigiendo que aquellos peloteros que dan positivo no puedan jugar durante sus apelaciones.

Victor Conte, propietario de los laboratorios Balco, fue más fuerte con el intermedista de los Marineros de Seattle. “Esta prueba positiva de Robinson Canó no debería sorprender a nadie en el béisbol”, dijo Conte al diario USA Today. “Los jugadores de República Dominicana siempre han sido parte de una cantera de consumidores de esteroides para el béisbol, un lugar en la historia que no debe de ignorarse”, agregó.

El pasado lunes, Canó estremeció el mundo del béisbol al dar positivo al uso de furosemida, un diurético que puede emplearse para impedir la detección de otras sustancias prohibidas en los análisis antidopaje.

“Adiós reputación. Adiós Salón de la Fama de Cooperstown. Adiós playoffs. El positivo de Canó deja a una estrella de los Marineros sucia de 24 millones de dólares”, publicó USA Today MLB en su cuenta de [email protected]

El nativo de San Pedro de Macorís dejará de percibir la suma de 11.8 millones de dólares de su salario para esta temporada (24 millones de dólares). Tampoco podrá participar en el Juego de Estrellas ni en la postemporada en caso de que su equipo avance. Su regreso a la acción con el equipo de Seattle está programado para el 14 de agosto.

“Me siento mal por Robbie Canó, pero… si los jugadores están pensando en tomar un suplemento, llévalo al entrenador de tu equipo. Ellos te dirán sí o no. Caso cerrado. Él (Canó) estará vinculado a esto para siempre”, escribió Jim Kaat, ex lanzador de las Grandes Ligas (1959-1983), en su cuenta de [email protected]

La otra cara de la moneda

Canó no todo es negativo. El intermedista también ha recibido muestras de respaldo por parte de sus compañeros de las Mayores.

Uno de ellos es Dellin Betances, relevista de los Yanquis de Nueva York. “Me siento mal”, dijo Betances de su excompañero de equipo. “Aún no lo puedo creer”, agregó. Jean Segura, de los Marineros, también se sumó a las tantas muestras de fortalezas para Canó, quien está a 83 imparables para ingresar al club de jugadores con 2,500 hits en las Grandes Ligas. “No he podido comer. Canó es mi hermano”, apuntó Segura.

Albert Pujols, en su cuenta de [email protected], escribió: “#robinsoncano Dios tiene el control”.

El venezolano Miguel Cabrera no estuvo de acuerdo con la ola de críticas y el castigo impuesto por MLB a Canó. “Él juega todos los días”, dijo el inicialista de los Tigres de Detroit a George Sipple de Detroit Free Press. “Él hace todo bien. Ahora todos van a escribir todo tipo de basuras. Conozco a Canó durante muchos años y sé que no hizo trampa. Estoy enojado en este momento”, agregó.