Griezmann, Simeone y el Atlético reinan en la Liga Europa

676
LYON, Francia — Antoine Griezmann castigó la indolencia del Marsella al anotar dos goles con el arco vacío y el Atlético de Madrid se proclamó campeón de la Liga Europa por tercera vez con una inapelable victoria 3-0 en la final el miércoles.Marsella buscaba su segundo trofeo en Europa, 25 años después de ganar la Liga de Campeones. Pero se derritió ante la agilidad y pegada de Griezmann, el atacante francés del Atlético.Varios jugadores del Marsella quedaron llorando tras el silbatazo final, abatidos por un jugador que fue rechazado por varios clubes de Francia cuando era un adolescente debido a su diminuto tamaño.

“Me fui de casa con 14 años porque quería ganar copas, para disfrutar de noches como ésta”, dijo Griezmann al ser entrevistado a pie de cancha. “Ojalá pueda ser más”.

El capitán Gabi sentenció la victoria al definir en el último minuto tras ser habilitado por Koke.

En el Parc OL de Lyon, el equipo del técnico argentino Diego Pablo Simeone fue claramente superior al imponer su experiencia ante un rival que pagó caro sus errores.

Griezmann abrió el marcador a los 21 minutos, clavando el balón en el ángulo inferior izquierdo tras recibir de Gabi. La desprolija defensa del Marsella fue cómplice en la jugada, ya que el volante Zambo Anguissa no supo controlar una innecesaria entrega del arquero Steve Mandanda y el balón suelto quedó servido para Gabi.

Diez minutos después y, para colmo de males, el conjunto francés perdió por lesión a Dimitri Payet, su jugador más desequilibrante.

Cuando habían transcurrido cuatro minutos tras el descanso, Griezmann gestó y culminó su segundo gol. Con gran despliegue de flexibilidad, ganó un balón alto en el mediocampo, intercambio pases con Koke e irrumpió en el área chica sin ningún tipo de resistencia. Acabó definiendo picando el balón por encima de Mandanda.

“No sé si es sangre fría en la definición o confianza, el caso es que he podido ayudar al equipo a conseguir este título”, dijo Griezmann.

Festejó ambos goles imitando los movimientos del popular videojuego Fortnite, aunque no pudo hacerlo tan bien en la segunda oportunidad cuando sus compañeros se apuraron en abrazarle.

Y otra vez el Atlético levantó la copa del segundo torneo más importante de Europa a nivel de clubes. El club de la capital española se había coronado en las ediciones de 2010 y 2012. También perdió las finales de la Liga de Campeones ante el Real Madrid en 2014 y 2016.

El Marsella arrancó más incisivo, pero el delantero Valere Germain malogró una ocasión inmejorable para abrir el marcador en el tercer minuto al disparar por encima del travesaño tras un medido pase de Payet. Instantes después, el central Adil Rami se perdió otra con un disparo apenas desviado.

Los rojiblancos no tardaron en entrar en ebullición frente a un adversario que acusó mucho la baja de Payet. El único susto para el Atlético llegó a los 81, con un cabezazo del atacante Kostas Mitroglou que fue despedido por un poste.

La cómoda ventaja permitió al Atlético sacar a Griezmann en los últimos momentos y darle ingreso a Fernando Torres para despedirse de la hinchada del club.

Torres, quien se marchará del Atlético al final de la temporada, finalmente ganó un trofeo con el equipo de sus amores. El delantero de 34 años levantó la copa para deleite de la afición rojiblanca, la que le puso el apodo “El Niño” cuando debutó con el club en 2000.

Pero la figura de la noche fue Griezmann, cuyos bonos se dispararon más.

El próximo desafío del Atlético será tratar de impedir que un club grande se lleve a Griezmann, en medio del interés del Barcelona en ficharle.

El Marsella perdió su tercera final europea seguida. También cayeron en la final de la Copa UEFA — el previo nombre del torneo — en 1999 y 2004. Les queda un partido más en la liga francesa y buscará asegurar el boleto para disputar la próxima edición de la Liga de Campeones.