VI Congreso Médico Dominicano

998

Tan solo dos días despues de la inauguración de la Conferencia Panamericana, se dio apertura al VI Congreso Médico que se venía preparando desde hacía varios meses. Dicho Congreso se celebró los días 5, 6 y 7 de octubre del 1950. Por decreto del Poder Ejecutivo el Comité Organizador estaba compuesto por el Secretario de Estado de Sanidad, quien lo presidiría. El Dr. José Soba como Presidente Honorario y el Dr. Arturo Damirón como Presidente. El resto del comité lo formaban los Dres. Francisco Moscoso Puello, Heriberto Pieter, Ramón Báez Soler, Juan Moscoso Cordero, Félix Goico, Marcial Martínez Larre, Rafael Faxas, Jaime de Jesús Jorge, Rodolfo de la Cruz Lora, Gilberto Morillo, Hector Read y Sixto Incháustegui. El comité organizador dividió el Congreso en cuatro secciones. La Sección de Ciencias Fundamentales, la Sección de Medicina General, la Sección de Cirugía General y la Sección de Medicina Social e Higiene. La sección de Medicina se dividía en Pediatría, Enfermedades Infecciosas, Enfermedades Tropicales, Radiología y Terapia, Tisiología y Especialidades. La sección de Cirugía a su vez se dividía en Cirugía Ginecológica y Obstetricia, Cirugía Gastrointestinal, Cirugía Genitourinaria y Especialidades. Como podemos observar ya las Especialidades médicas eran una realidad mundial y en nuestro país tímidamente se iniciaba su trayectoria. En los inicios de esa década, solo se formaban pediatras. Y las pocas Sociedades Especializadas tenían una gran restricción para llevar a cabo actividades.

Al final del Congreso se aprobaron mociones para establecer las recomendaciones y conclusiones del evento. Entre estas, algunas son muy interesantes. Por ejemplo la segunda recomendación del Congreso fue establecer la necesidad de la Colegiación Médica. Nuestro país tardo más de medio siglo en obtener esta conquista. La tercera recomendación versaba sobre la necesidad de la Educación Sanitaria Popular, basada en las recomendaciones de los trabajos presentados por varios de los expositores. También recomendaron la instauración del Día Nacional de la Higiene Social. Al 2013 no se ha conseguido establecer ese programa. La cuarta recomendación trataba sobre los Pseudo-Hermafroditas de Salinas. 25 años más tarde, los trabajos del Dr. Teófilo Gautier, junto a científicos de la Universidad de Cornell, encontraron la respuesta a esta situación en la deficiencia de la 5 alfa reductasa, una enzima relacionada con los caracteres sexuales. La sexta recomendación proponía la creación de un Patronato de Lucha contra la Lepra. En 1965 el Dr. Huberto Bogaert consiguió crear esa institución que ha servido a gran número de pacientes. La labor de médicos como el Dr. Guillermo Herrera, Manuel Pimentel Imbert y Victor Soñé, sembraron las bases para esa conquista tan importante.

Los Laboratorios Clínicos que participaron en ese Congreso fueron: Abbot Laboratories, Sharpe & Dohme, Shering Corporation, Upjhon, Nestlé, Ciba, Winthrop Products inc., Parke Davis, Inter-American Corp., Laboratorio Inmuno Terapia, Lederle Laboratories Division, Laboratores Wyeth, International LTD, Inc., Mead Johnson & Co., Laboratorios Amdromaco, S.A., Bordens Imperial Chemical, Squibb & Sons Inter-American Corp. Y Caribbean Medical Supply.

Como era costumbre en la era de Trujillo, el Congreso y todas sus actividades debían dedicarse al tirano, y la primera recomendación del Congreso fue que aceptara repostularse una vez más. Y un dato interesante es que uno de los temas presentados en el Congreso sobre la Brucelosis había sido previamente reportado a las autoridades correspondientes, mediante correspondencia del Dr. José de Jesús Ravelo. Otros temas como la tuberculosis o el tifus, tuvieron participación destacada, y la especialidad que mayor número de temas presentó fue la Pediatría seguida de la Obstetricia.

Este Congreso fue el último de los realizados en la era de Trujillo, y no han vuelto a producirse eventos de esa dimensión en nuestro país.