Juan Bosch – Pedro María Pimentel y Antonio Imbert – 1

317

Primeros meses de 1966

El año de 1966 era de elecciones presidenciales. Los principales contendientes eran Juan Bosch, por el Partido Revolucionario Dominicano, PRD; Joaquín Balaguer, por el Partido Reformista; y la Unión Cívica Nacional presentó a Rafael Filiberto Bonnelly.

Balaguer y Bosch, que estaban en el exilio en abril de 1965, regresaron al país, el primero, en junio de ese año, y el segundo en septiembre. Aunque se había firmado en septiembre de 1965 el Acta Institucional que daba fin a las hostilidades de abril, las Fuerzas Interamericanas de Paz permanecían en el país, al momento de relatar los hechos de esta Página. La situación local era de inseguridad total y los partidos políticos del momento sentían esta situación.

Para reseñar los acontecimientos, se procederá a relatar en esta Página los sucesos en orden cronológico, para que los mismos sean más entendibles.

La primera narración corresponde a un despacho de prensa extranjera, ANSA, publicado el 26 de septiembre de 1965, en un periódico extranjero, puesto que los principales diarios locales El Caribe y el Listín Diario habían cesado en sus publicaciones a raíz de estallar la Revolución, y no volvieron a abrir hasta noviembre de ese año.

Ese despacho se reproduce a continuación:

Bosch: triunfal recepción

“Santo Domingo- 26 septiembre 1965. (ANSA-) El ex presidente dominicano, Juan Bosch, que regresó hoy a su patria tras más de dos años en el exilio, lanzó severas críticas contra la política de Estados Unidos y anunció que demandará una indemnización de mil millones de dólares, por la intervención armada norteamericanas en este país. El señor Bosch hizo estas afirmaciones a su arribo a esta capital, por vía aérea, procedente de San Juan de Puerto Rico, donde había estado expatriado desde su derrocamiento por un golpe militar.

Reclamo

“El discurso pronunciado por el presidente a su llegada, se interpreta como una evidencia de que se propone seguir en la actividad política, a pesar de las versiones en contrario que habían llegado en los últimos tiempos desde Puerto Rico.

“El señor Bosch criticó duramente también la resolución adoptada recientemente por la Cámara de Representación de los Estados Unidos, que abogaba por el intervencionismo unilateral para neutralizar el comunismo en el continente. “El Congreso de los Estados Unidos -dijo –quiere establecer la ley del más fuerte en América”.

Multitud

“El ex mandatario constitucional dominicano fue recibido en el Aeropuerto internacional de esta ciudad por una multitud de partidarios suyos. El eclipse político de varios de sus más encarnizados adversarios políticos, parece dejar el camino de la presidencia de la República expedito para el líder del Partido Revolucionario Dominicano, (PRD), en el seno del cual se da ya como segura la candidatura del señor Bosch para las próximas elecciones generales.

Demanda

“En el mitin en esta capital, con motivo de su regreso del exilio, el ex presidente manifestó que el próximo gobierno constitucional dominicano deberá demandar, ante la Corte Internacional de la Haya a los países que aportaron tropas para formar la “Fuerza Interamericana de Paz” de la OEA y afirmó que la indemnización que se exija a Estados Unidos por su intervención militar no deberá ser inferior a los mil millones de dólares.

“El discurro del señor Bosch no pudo ser transmitido por radio, ya que actualmente solo salen al aire, en esta capital, dos emisoras: la oficial y la de la Organización de los Estados Unidos Americanos (OEA).

“Al término de su alocución, el ex presidente constitucional se confundió en un estrecho abrazo con el coronel Caamaño Deñó, líder del sector “constitucionalista” dominicano durante la guerra civil que estalló el 26 de abril pasado.

“Al terminar su discurso, Juan Bosch denunció que por lo menos tres personas que se dirigían desde el interior del país a esta capital para presenciar el mitin, habían sido ultimadas en un encuentro con militares que controlaban los puestos carreteros.”

Meses después, el 4 de marzo de 1966, el corresponsal extranjero Robert Berrellez había reseñado que “ante la ola de continuado terrorismo en República Dominicana, hará que el Partido Revolucionario Dominicano se abstenga de participar en las elecciones de junio, según dijo Juan Bosch.”

El mismo Berrellez, el 10 de marzo, reportó que “la Policía Nacional investiga esta noche informes de conspiración de derechistas para matar al ex presidente Joaquín Balaguer y culpar al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), del ex presidente Juan Bosch”. Esta noticia se derivaba de la muerte de uno de los guardaespaldas de Bosch, Eustaquio Agramonte, el domingo 6 de marzo de 1966, contra el que hubo un tiroteo, situación ocurrida cerca de un dispensario médico reformista en la que también estaba otro de los guardaespaldas de Bosch. Ese mismo día se suponía que Balaguer visitaría ese dispensario y que en ese momento iba a ser asesinado, quien fue avisado de esta posibilidad y se abstuvo de la referida visita.

Esta es la descripción del clima del momento, que sirve de telón de fondo a los sucesos ocurridos a posteriori, y que ocuparon la prensa nacional por varias semanas, y que se irán narrando en las próximas páginas de Zona Retro.

Continúa la próxima semana.