Mortal

    663

    En el juego de poder en el PLD se ha llegado lejos. La puñalada que Roberto Rodríguez Marchena le infirió a Franklin Almeyda Rancier fue muy profunda: en el cuarto espacio intercostal izquierdo, alcanzó directamente el corazón, una herida tan grande que es causa de muerte por necesidad. Obviamente, estamos en República Dominicana. Pero nadie recordaba que el exministro de Interior y Policía y exrector de la UASD estaba designado como Ministro sin Cartera, y en esa condición recibe un salario. Por su actual rol, cuasi vocero de Leonel Fernández, su puesto no resultaba llevadero y no debió esperar un ataque de esa naturaleza que casi lo derrumba, pero también desnuda el poder.