Reclaman atender parque abandonado

347
La fuente del Parque Valerio sirve como criadero de renacuajos. Ricardo Flete

Santiago. La amenaza de encadenarse para demandar el cumplimiento de la promesa de intervenir el emblemático Parque Valerio no ha encontrado reacción en las autoridades municipales.

Y es que a casi un año de que fue cerrado el espacio recreativo para someterlo a un proceso de remozamiento, éste se mantiene abandonado. El descuido es tal que la fuente de agua que antes era un atractivo en la zona, ahora sirve como criadero de renacuajos y para depositar materiales plásticos y otro tipo de basura. “A más de ocho meses después de cerrarlo, esto es un verdadero chiquero, donde tenemos que respirar hasta la mierda de los que vienen aquí por las noches y lo toman como si fuera un sanitario”, expresa el anciano Liamel Germosén, residente en el sector La Joya. En la edición del 17 de enero de este año, el diario elCaribe publicó en una historia, las condiciones de descuido en que se encuentra la plaza levantada en 1941 en honor al prócer Fernando Valerio.

Olvido

Aunque una fuente del cabildo dijo que se encontraban en proceso de intervención, desde entonces apenas acuden algunos empleados del área de limpieza, apilan los desperdicios y los dejan en el mismo lugar. Desde rumbas de basura hasta troncos, hierros y animales muertos son dejados en el espacio recreativo, a pesar de la presencia de las personas que a diario lo visitan.

El parque Plaza Valerio fue sometido a un proceso de remoción durante la gestión del exalcalde José Enrique Sued, en el mes de julio del 2008, con una inversión de 38 millones de pesos, pero la falta de mantenimiento de las pasadas autoridades y poca acción de estas provocaron su deterioro. En los próximos días, los representantes de juntas de vecinos contemplan encadenarse en toda el área, como forma de protesta para exigir su reparación.

La gente valora el rescate de otras plazas

A pesar de las condiciones en que se encuentran el Plaza Valerio y otro en el sector Los Reyes, tomado por resientes en la zona como criadero de caballo, muchos reconocen que otros, sobre todo del centro de la ciudad, han sido rescatados y puestos a disposición de los ciudadanos. Además de mejores condiciones físicas, también hay más seguridad.