La cocina panameña y su esencia

1119
La cocina típica panameña es muy variada. Cuenta con platos a base de arroz, carnes, mariscos, aves, ensaladas y postres.

La cocina de Panamá es el resultado de la influencia histórica en el país de las culturas amerindia, hispana, africana y afroantillana. Se caracteriza por el alto consumo de arroz en diferentes formas y preparaciones, así como de sopas, siendo el sancocho el plato más popular. No obstante, en Panamá existe una gran variedad de platos típicos y exóticos que hacen las delicias de todo aquel que los degusta, entre ellos los tamales (pasta de maíz rellena de carne y envuelta en hojas de plátano), el guacho ( arroz con pollo), el tamal de olla, (un riquísimo estofado de arroz con mariscos), las carimañolas, (tomate y pollo en harina de maíz), y la “ropa vieja” (cocido a base de carne, tomate, cebolla y ajo), además de las frituras a base de yuca, maíz o plátano.

Cuenta, además, con la oferta y un alto consumo de pescados y mariscos frescos, ya que el país tiene costas atlántica y pacífica, lo que hace que tenga una variedad muy amplia. Abundan las langostas, el centollo y el pulpo, así como los pescados, la guabina, la corvina y los pargos.

Los ingredientes que se utilizan en esta cocina para preparar un buen platillo son diversos. El culantro, el ajo, el ají, la cebollina, el perejil y la cebolla son de los preferidos para darles el toque distintivo a los platos locales.

La propuesta dulce también es muy amplia, ya que abundan los frutos tropicales como la guayaba, el coco, la piña y la lechosa, entre otros. Un postre que resalta en esta cocina es la “sopa de borracha”, un dulce preparado a base de bizcocho con vainilla empapado en licor y cubierto de pasas, el cual se consume siempre en las bodas.

Para las bebidas, los zumos de frutas en Panamá son muy populares, ya que se preparan con agua, que reciben el nombre de “chicha”. También se consume mucho el “chicheme”, una bebida a base de maíz con leche y azúcar.