Centro Olímpico, el gimnasio más grande de RD

1957
En el Estadio Olímpico Félix Sánchez, se puede competir en atletismo y fútbol. Kelvin Mota
Hoy más que nunca esta instalación constituye un pulmón para las personas del Distrito Nacional y de Santo Domingo

Un semillero de niños y niñas del Centro Educativo Nuevo Amanecer esperaba impaciente por la luz verde para usar las canchas de voleibol al aire libre del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte. Hasta aquí eso parecía una escena normal. Un colegio de la zona usando, en su hora de deportes, el pulmón deportivo por excelencia de los capitaleños.

Pero no eran 30 o 40 muchachos de un curso, era toda la matrícula de un centro educativo, que, por demás, no opera ni remotamente cerca del área. El Centro Educativo Nuevo Amanecer está ubicado en el kilometro 23 de la autopista Duarte y lleva a cabo visitas masivas al antiguo complejo deportivo al menos cuatro veces por año, según Nicolás Frías, profesor de matemáticas, quien formaba parte del batallón de adultos que supervisaba a los estudiantes. Así de importante es el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte para los dominicanos, especialmente para aquellos que no son atletas de alto rendimiento: su gran comunidad hoy día.

El parque fue construido en una área de 722 mil metros cuadrados en el gobierno de Joaquín Balaguer en ocasión de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1974, los llamados “12 juegos”.

Su surgimiento dividió la historia deportiva de República Dominicana. A lo largo de su vida, este complejo ha sufrido mutilaciones y transformaciones, aunque actualmente ofrece su mejor versión y su matrícula de usuarios no puede ser mayor. El parque abre a las 5:00 de la madrugada y no hay que esperar muchos minutos para que empiece a recibir visitantes que usan desde esa hora dos instalaciones específicas: el Centro Acuático y la pista de calentamiento de atletismo.

En ambas, aún a oscuras, concurren cientos de personas que forman parte de grupos de entrenamientos. En la pista, muchas veces, esos asiduos visitantes llegan a confundirse con los atletas de alto rendimiento. Es común, incluso, escuchar a alguien decir: “despejen el carril uno y el carril dos”, el par de carriles con los que se conforman los de alto rendimiento para entrenar. En las tardes, el escenario es el mismo en este par de instalaciones: una enorme masa de gente entrenándose en solitario y en grupo. Las áreas verdes también reciben decenas de grupos de entrenamiento. Para esas personas ajenas al olimpismo, el complejo ofrece seis baños públicos en decentes condiciones.

La mayoría de las instalaciones cuentan con baños que igual pueden ser usados por individuos comunes. En definitiva, el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte es una pequeña ciudad de los deportes en la que todos tienen ciudadanía.

Aunque posee ocho entradas, solo se usan dos. Esta disposición comenzó en la administración en el Ministerio de Deportes de Jaime David Fernández Mirabal debido a que muchos conductores de taxis usaban de forma temeraria las calles internas para atravesar de una avenida circundante a otra. Es precisamente este exministro a quien se le sindica como el funcionario que urbanizó y ornamentó el parque. Antes de Jaime David, en la gestión del ministro Felipe Payano, se construyeron tres de las obras más jóvenes del centro: el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, el Museo del Deporte Dominicano y el Pabellón de Esgrima. Si de obras se trata, hay tres que desde el primer día son la cara del complejo: el Estadio Olímpico, el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto y un Velódromo. El Estadio Olímpico está cerrado para uso externo, pero abierto para los atletas de la Federación Dominicana de Asociaciones de Atletismo (FDAA) y de los cuerpos castrenses, que igual hacen vida en el parque.

De las instalaciones de uso libre están las 13 canchas de baloncesto, otras cuatro de minibaloncesto, las siete de voleibol, once de tenis de campo y una pista de 300 metros de bicicross, además de la pista de calentamiento.

Peloteros entrenan en uno de los estadios y al fondo está el Palacio de los Deportes.

Instalaciones en el centro olímpico juan pablo duarte

Estadio Olímpico
Palacio de los Deportes
Velódromo
Pabellón de la Fama
Pabellón de esgrima
Museo del Deporte
Cinco estadios de béisbol
Dos estadios de softbol
Centro acuático
Pabellón de voleibol
Palacio del voleibol
Pabellón de combate
Pabellón de judo
Pabellón de boxeo
Pabellón de pesas
Villa y comedor olímpico
13 canchas de baloncesto
11 canchas de tenis de campo
7 canchas de voleibol
5 canchas de fútbol5

Tres canchas de balonmano
Pabellón de lucha
Pabellón de racquetball
Destacamento militar
Cuartel PN
Pabellón de ajedrez
Ministerio de Deportes
Pelota vasca
Subestación eléctrica

Opinión

Nicolás Frías
Profesor de matemáticas
“Esta instalación ayuda y es de mucha importancia para nosotros ya que no contamos con un espacio tan grande como el que hay aquí. Aquí hay muchachos de todos los deportes y están en un ambiente muy seguro”.
Angel Doñé
Preparador físico
“Tengo 45 años aquí. No creo que esté en las condiciones que debería verse porque este es el pulmón deportivo del país. Todos deben unir esfuerzos, no solo el Gobierno, para darle el esplendor que merece esta instalación”.
Pablo Reyes (Don Tomás)
Encargado del palacio de los deportes
“Aquí tengo toda mi vida, pues vengo los 365 días al año y he visto pasar a todos los secretarios de Deportes que ha habido. Yo fui que deshierbé todo esto cuando iban a construir este palacio. Fue una compañía mexicana que lo construyó”.
Pablo Neftalí Cruz
Hombre de béisbol
“Tengo 44 años viniendo aquí, desde que jugaban los Piratas en el play número uno y de donde salieron muchos peloteros. Mi liga funciona aquí, pero ahora están los militares. Este complejo ha ayudado a muchos deportistas dominicanos”.