NFL: Temporada 2017 concluida

Nick Foles, mariscal de campo de los Eagles, celebra junto a su hija Lily James.

La temporada 2017 de la NFL concluyó con tremendo espectáculo. El Super Bowl LII en Minnesota entre los Philadelphia Eagles y los New England Patriots fue un despliegue ofensivo sin precedente para un final de temporada. El balón se transportó más de mil yardas, siendo la primera vez que esto ocurre en un Super Bowl.

En resumen, las 1,151 yardas totales del partido es la mayor cantidad en un partido oficial en la historia del deporte. En el partido sólo hubo un despeje (punt) en 4ta oportunidad, algo extraño para cualquier encuentro. Dos franquicias muy populares, dos fanaticadas muy intensas, dos equipos con bastante talento y uno de los estadios más modernos del mundo fueron claves en hacer este espectáculo todo un éxito.

Por eso y otras razones, entiendo que fue uno de los Super Bowls más entretenidos que he presenciado personalmente. Durante prácticamente todo el partido, ambas ofensivas movían el balón a su gusto. Los Eagles, al final, salieron victoriosos ganando su primer Super Bowl en la historia. La ciudad de Filadelfia lo celebró en grande el pasado jueves.

Incertidumbres para el futuro

Ambos equipos que participaron en el Super Bowl tienen importantes incertidumbres que tienen que resolver para la próxima temporada.

Los Patriots perdieron a su entrenador de la defensa, quien ya fue contratado como el entrenador en jefe de los Detroit Lions. Su entrenador ofensivo había llegado a un acuerdo para liderar a los Indianápolis Colts, sin embargo, el lunes anunció que no iba a seguir con lo acordado y se quedaría en los Patriots. Esto ha ocasionado muchos rumores acerca del futuro del actual entrenador de los Patriots, Bill Belichick. Se ha rumorado bastante sobre si la pareja entrenador – mariscal de campo más exitosa de la historia del deporte seguirá unida otra temporada y si finalmente la dinastía Bellichick – Brady terminaría.

Los Eagles, a pesar de salir victoriosos, tienen que decidir qué hacer con sus mariscales de campo. El que ganó el Super Bowl y que fue el Jugador Más Valioso del partido, Nick Foles, es realmente el suplente de Carson Wentz, quien tuvo una temporada fenomenal hasta que se lesionó. Entiendo que uno de los dos tendrá que salir, ya que un buen mariscal de campo es una persona muy demandada en la Liga.

Para terminar mi colaboración en elCaribe por esta temporada, les dejo una frase de Nick Foles, quien después de una carrera de altas y bajas, hoy es el campeón del Super Bowl y un héroe para la ciudad de Filadelfia:

“El fracaso es parte de la vida, es parte de construir carácter y de crecer. Yo no estaría aquí si no hubiera caído mil veces, si no hubiera cometido errores… Yo no soy perfecto, yo no soy SuperMan. Yo puedo estar en la NFL, y nosotros podemos haber ganado el Super Bowl, pero todavía tengo desafíos a diario. Si algo está pasando en tu vida y estás luchando con eso, acéptalo, porque significa que estás creciendo.” Hasta la próxima temporada. Gracias…