Renuncia senador estadounidense tras denuncias de agresión sexual

El senador demócrata por Minnesota Al Franken al momento de anunciar su renuncia en el Senado en Washington el 7 de diciembre del 2017. (Senate TV via AP)

WASHINGTON (AP) — Al Franken, el humorista de “Saturday Night Live” que fue elegido para el Senado por Minnesota y se convirtió en un afilado crítico de los republicanos, renunció el jueves luego que varias mujeres lo acusaron de agresión sexual.

Franken informó de su renuncia el jueves en un discurso ante el pleno del Senado.

“Si bien estoy renunciando a mi escaño, eso no significa que mi voz callará”, dijo Franken.

“En lo más profundo de mi corazón sé que nada de lo que he hecho como senador, absolutamente nada, le ha traído deshonra a esta institución”, añadió.

“Algunas de las acusaciones lanzadas contra mí son simplemente falsas”, dijo, “otras son de hechos que yo recuerdo de distinta manera”. Aun así reconoció que no podía cooperar plenamente con la investigación y al mismo tiempo ejercer sus responsabilidades de representar a los votantes.

La renuncia significa que el gobernador de Minnesota Mark Dayton, demócrata, tendrá que nombrar a un reemplazo temporal hasta que en noviembre se celebre una elección para decidir quién concluirá el período de Franken hasta enero del 2021. Una de las figuras mencionadas es la vicegobernadora Tina Smith, aliada de Franken.

Una mayoría de los senadores demócratas le habían pedido que se haga a un lado luego que el miércoles, una mujer denunció que trató de besarla a la fuerza en el 2006. Horas después, otra mujer dijo que Franken la tocó inapropiadamente cuando posaban para una foto en el 2009. En total, son ocho las mujeres que han acusado al senador de conducta sexual inapropiada.

Varios senadores, incluso demócratas, habían pedido la renuncia de Franken.

“Ya basta”, dijo la senadora demócrata Kirsten Gillibrand, de Nueva York. “Necesitamos poner un límite y declarar que nada de esto es aceptable y que nosotros como líderes elegidos tenemos que comportarnos con estándares más altos”.

Gillibrand fue la primera en pedir la renuncia de Franken el miércoles, pero los demás la secundaron rápidamente.

“Estoy asombrada y atónita por la conducta del senador Franken”, dijo la senadora Patty Murray (Washington). “Es evidente que este ha sido un problema sumamente perjudicial desde hace mucho tiempo y es hora de que él se haga a un lado”.

Franken se ha disculpado por cualquier conducta inapropiada, pero ha negado varias de las denuncias.